Fundación para la Libertad de Prensa - FLIP

Logo Flip

 
Jueves, 23 September 2021 12:03

Alcaldía de Chaparral estigmatiza a emisora comunitaria

La FLIP rechaza los actos de estigmatización e intento de censura realizados por la Alcaldía de Chaparral, Tolima hacia la emisora comunitaria La Radio de mi Gente. Estos señalamientos podrían desencadenar en ataques o amenazas contra los y las periodistas del medio. Además, atacan el libre ejercicio del periodismo. 

El pasado 15 de septiembre, la Alcaldía de Chaparral y la empresa Empochaparral —prestadora del servicio público domiciliario de agua potable y alcantarillado en el municipio— emitieron un comunicado en el que afirman que la empresa, sus funcionarios y su gerente han sido víctimas de persecuciones y ataques persistentes por parte de la Emisora Comunitaria La Radio de mi Gente 93.5 FM. Asimismo, denuncian que existe “una persecución y ataques persistentes” y que han “evidenciado una campaña de odio, burla y desprestigio contra Empochaparral donde en muchas ocasiones se falta a la verdad”.

Este comunicado fue emitido después de que se debatiera al aire sobre la mala calidad de la prestación del servicio de acueducto y el mal trato de los empleados de la empresa hacia los habitantes del municipio. La emisora habilitó un espacio de micrófonos abiertos en el que la comunidad compartió su inconformidad por la falta acceso a agua potable y en el que los comunicadores opinaron al respecto. La protección del espacio de opinión y de veeduría ciudadana sobre la prestación de un servicio público es esencial para la consolidación de una democracia, pues forja un espacio comunitario de interés público para el acceso a derechos fundamentales.

La FLIP expresa su preocupación por las estigmatizaciones promovidas desde la Alcaldía contra la emisora comunitaria. Este tipo de señalamientos son altamente riesgosos para los y las periodistas pues pueden ser vistos por terceros como escenarios de permisividad para atentar contra su integridad. Esto es extremadamente preocupante si se tiene en cuenta que el director recibió amenazas contra su vida hace un mes. La tarde del 17 de agosto Héctor Fabián Chila Cruz, director de la emisora, recibió una llamada en la que personas desconocidas le dijeron: “lo vamos a matar por sapo”.

Esta situación genera un ambiente de hostilidad para el debate público e intimida a quienes investigan hechos de alto interés en el municipio y el departamento. En lo corrido del año, hemos documentado diecinueve agresiones contra periodistas en Tolima. Nos preocupan especialmente las ocho amenazas, las tres agresiones físicas, y el caso de espionaje.

La FLIP hace un llamado a la Alcaldía Municipal de Chaparral y a la Empresa Empochaparral para que tramiten sus desacuerdos con la prensa mediante los mecanismos correspondientes como la rectificación. Los funcionarios deben utilizar herramientas menos lesivas para actualizar o corregir la información, y así abstenerse de  señalar de manera pública e injustificada a los medios de comunicación y de generar un nuevo factor de riesgo para la integridad de los y las comunicadoras.

El ejercicio del periodismo es esencial para el mantenimiento de la democracia en las sociedades abiertas. Las emisoras comunitarias tienen un papel fundamental en el acceso de la ciudadanía a información sobre temas que le afecta directamente. La Alcaldía no puede pretender silenciar las denuncias de la comunidad haciendo uso de los canales oficiales. En ese sentido, la FLIP hace un llamado a la Procuraduría General de la Nación para que de oficio investigue la falta disciplinaria por la restricción del derecho a la libertad de prensa y de expresión, de conformidad a su Directiva 011 de 2021.

Finalmente, la FLIP le solicita a la Unidad Nacional de Protección (UNP) que tenga en cuenta estos hechos en el estudio de nivel de riesgo del director de la emisora Héctor Fabián Chila, para que implemente las medidas necesarias e idóneas para proteger su vida e integridad. También, solicitamos a la Fiscalía General de la Nación que avance con la investigación de la amenaza, pues en tanto no se desactive el riesgo, permanece la situación de riesgo del periodista. La amenaza latente a su integridad,  tiene un efecto inhibidor cuando encuentra respaldo en la inacción del estado y la impunidad.



Inscripción a boletines