Fundación para la Libertad de Prensa - FLIP

Logo Flip

 
Sábado, 31 August 2019 14:33

Periodista Blanca Urango denuncia graves agresiones por parte de Adelina Covo, candidata a la alcaldía de Cartagena

Periodista Blanca Urango denuncia graves agresiones por parte de Adelina Covo, candidata a la alcaldía de Cartagena Foto: El Universal

El 30 de agosto, la periodista Blanca Urango informó a la FLIP que la candidata a la alcaldía de Cartagena por Colombia Humana Adelina Covo y su equipo la intimidaron, la agredieron verbalmente, la retuvieron contra su voluntad y la obligaron a eliminar material periodístico, durante una entrevista que la reportera estaba realizando en la casa de la candidata.

Cuenta Urango que se dirigió junto con su novio a la casa de Covo para realizar una entrevista, previamente aceptada por la candidata. Luego de alrededor de quince minutos de entrevista, la periodista hizo tres preguntas que al parecer incomodaron a la candidata: una sobre la decisión de Covo de lanzarse a la alcaldía de Cartagena, a pesar de que vivía en Bogotá; otra sobre la división al interior del partido Colombia Humana por el apoyo de Gustavo Petro a su candidatura y otra sobre la relación de Covo con otros partidos tradicionales antes de llegar a Colombia Humana.

De acuerdo con la periodista, la candidata respondió sus preguntas, pero luego le exigió borrar la entrevista grabada y le dijo que ni Urango ni su novio saldrían de su casa hasta tanto lo hicieran. La candidata la insultó y llamó a varios hombres de su equipo que, luego de un forcejeo, le quitaron la cámara a la periodista y borraron el contenido. Percatandose de que también había registro de la entrevista en el celular de Urango, se llevaron el equipo a otra habitación para intentar acceder a él. Al no lograrlo, intimidaron a la reportera para que desbloqueara el celular y procedieron a borrar el audio.

Según relata la periodista, la retención contra su voluntad en la casa de Covo duró alrededor de veinte minutos y sólo los dejaron salir hasta que se cercioraron de que los contenidos grabados habían sido borrados.

La FLIP se puso en contacto con Adelina Covo, quien dijo que Urango fue irrespetuosa y que cree que fue enviada por otra campaña para dañar su imagen. Sobre las agresiones denunciadas por la periodista dijo no saber ni haber escuchado nada al respecto. La FLIP también se puso en contacto con Luis Armando García, coordinador de la campaña de Covo, quien insistió en que la reportera planteó preguntas irrespetuosas y demasiado invasivas, pero negó todo lo sucedido. García dijo que en ningún momento se coaccionó a la periodista para que borrara su material periodístico.

A pesar de que desde la campaña se niegan estos hechos y de que la candidata dijo no saber nada sobre lo que sucedió, en su respuesta a la FLIP, Covo sostuvo que “ella [Urango] misma abrió su celular”, lo cual sugiere que la candidata sí tiene alguna idea sobre lo que aconteció en ese momento.

En respuesta a los señalamientos de Covo, Blanca Urango aclaró a la FLIP que no fue enviada por ninguna campaña, sino que estaba realizando esta entrevista como parte de un proyecto periodístico para una clase de la universidad. Agrega que quien fue irrespetuosa fue la candidata y no ella.

El hostigamiento, la agresión, la retención forzada y eliminación del material periodístico son graves violaciones a la libertad de prensa. A la luz de la ley colombiana, estas acciones pueden constituir delitos graves como el de secuestro extorsivo y extorsión, ambos agravados por el Código Penal por el hecho de ser cometidos sobre periodista. La FLIP tiene conocimiento de que la periodista presentará una denuncia por estos hecho, denuncia que la fundación apoyará.

Los estándares constitucionales e internacionales que protegen a la libertad de expresión exigen que los funcionarios y aspirantes a cargos de elección popular sean especialmente tolerantes a la crítica y el escrutinio de sus acciones públicas y privadas. Además, los asuntos electorales son temas de altísimo interés público y, en consecuencia, el trabajo periodístico que al respecto se produzca constituye un discurso especialmente protegido.

La FLIP rechaza contundentemente estos hechos, en consecuencia, solicitará a la Fiscalía General de la Nación que adelante las investigaciones a que haya lugar y sancione penalmente a todos los responsables. También hace un llamado a la Colombia Humana para que evalúe los hechos y tome las acciones a las que haya lugar.