Fundación para la Libertad de Prensa - FLIP

Logo Flip

 
Jueves, 02 February 2017 16:13

Verdad a medias en el caso de Santiago Rodríguez Villalba

Hace veinte años fue asesinado el periodista Santiago Rodríguez Villalba,  tiempo en el cual la justicia colombiana no logró esclarecer totalmente su caso y por lo tanto el mismo prescribe en la impunidad.

Fue asesinado en la noche del 2 de febrero, por dos hombres que llegaron a su residencia en la urbanización Los Tejares, en Sincelejo. Pidieron hablar con él y cuando éste salió a la terraza recibió tres disparos que cegaron su vida. La Fiscalía sostuvo que el cirmen “se produjo como consecuencia de su labor al frente del radio periódico que dirigía en su espacio radial Contra Ataque, pues de conocimiento público es lo implacable que era en su gestión en contra de la corrupción institucional y las irregularidades cometidas por algunos personajes de la administración pública de la región".

Por estos hechos fue condenado en 2006 Misael de Jesús Villadiego a una pena de 26 años y 6 meses de prisión. El Juzgado Primero Penal del Circuito de Sincelejo señaló a Villadiego como autor material, este despacho al año siguiente también dictó sentencia contra Juan Carlos García Lidueña, alias "Deivis Enrique Salcedo Rivera", imponiendo una pena de 16 años de cárcel.

A pesar de que la Fiscalía sostuvo la hipótesis de que el asesinato fue ordenado por grupos paramilitares, las investigaciones nunca lograron vincular a ninguna persona como autor intelectual, lo que se traduce en una verdad a medias sobre los móviles y cadena criminal en el caso.

Es preocupante que el Estado haya faltado a su deber internacional de investigar y sancionar a los responsables de crímenes contra periodistas. Aunque se contaba con 20 años para esto, el tiempo efectivo de investigación se limitó a diez años, tiempo en el cual se lograron dos condenas y se omitió llegar a los ideólogos del asesinato. Ello evidencia que el Estado sigue siendo permisivo con este tipo de agresiones contra la prensa, olvidando la impunidad crea un ambiente permisivo para que los violentos sigan agrediendo a los periodistas.

La FLIP exhorta a la Fiscalía para intensificar esfuerzos en la identificación y sanción de los responsables en los casos próximos a prescribir:

Freddy Elles Ahumada, reportero gráfico de Bolívar, asesinado el 18 de marzo de 1997.