Fundación para la Libertad de Prensa - FLIP

Logo Flip

 
Viernes, 28 October 2016 14:25

Concejal de Montería retiene material periodístico del equipo informativo de Nortevisión

Luz Marina Rodríguez Luz Marina Rodríguez

La Fundación para la Libertad de Prensa – FLIP – rechaza la eliminación del material periodístico y la retención de los equipos de trabajo de los que fueron víctimas Luz Marina Rodríguez y Marcos Soto. El responsable de las agresiones es el concejal Alexander Madrid.

El jueves 27 de octubre el equipo periodístico de Nortevisión estuvo en el Concejo de Montería haciendo tomas de apoyo en las que aparecía el concejal Alexander Madrid. Cuando el funcionario notó que lo estaban grabando reaccionó de manera agresiva, le quitó la cámara a Soto y la retuvo. Según los reporteros del canal, el funcionario se mostró molesto por la nota que se publicó el miércoles 26 de octubre sobre la aprobación del presupuesto para la ciudad.

La FLIP se comunicó con el concejal quien aceptó haber borrado el vídeo en el que aparecía porque, según él, lo grabaron sin su autorización y durante un descanso que él estaba teniendo. Luego de la obstrucción, Madrid les pidió a las personas de seguridad que retiraran a los periodistas del recinto y se negó a devolverles la cámara. A la fecha de esta publicación el concejal no ha devuelto la cámara a los periodistas.

Para la FLIP, esta situación reportada por Nortevisión resulta inadmisible, pues decomisar, borrar, inspeccionar o dañar cualquier tipo de información es una forma de censura previa, la cual está prohibida por la Constitución y por la Convención Americana de Derechos Humanos. Estas acciones interfieren con el derecho de toda persona a investigar e impide que se lleve a cabo la libre circulación de información. Además, se trata de una violación de la reserva de la fuente que debe garantizarse en todo ejercicio periodístico.

Según la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión, el daño de material periodístico es un hecho que atenta contra la libertad de informar con la misma gravedad que la intimidación o la amenaza, y por tal motivo “es deber de los Estados prevenir e investigar estos hechos, sancionar a sus autores y asegurar a las víctimas una reparación adecuada”.

La FLIP hace un llamado al concejal Alexander Madrid para que ofrezca las explicaciones y las disculpas del caso y regrese la cámara a los reporteros. También le recuerda que en los escenarios donde se desarrollan discusiones públicas, los funcionarios son susceptibles de ser objeto de registro por parte de la prensa y, en general, de cualquier ciudadano a quien se le permita el acceso.