Fundación para la Libertad de Prensa - FLIP

Logo Flip

 
Miércoles, 17 February 2016 14:07

Comitiva del presidente Santos comete atropellos contra medios locales

La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) rechaza la obstrucción al trabajo periodístico del que fueron víctimas varios periodistas de Santa Marta por parte de funcionarios de la Presidencia.

Durante la visita que ayer 16 de febrero hizo el presidente Juan Manuel Santos a Santa Marta, varios periodistas de medios locales fueron discriminados y vieron obstruida su labor por parte de escoltas e integrantes del equipo de comunicación de la Presidencia.

Una de las periodistas afectadas fue Rosa Camargo del semanario Opinión Caribe, quien fue agredida por miembros de la guardia de seguridad del Presidente cuando intentó acercarse para tomar una foto. Posteriormente, a ella y a otros 10 periodistas, se les negó la entrada a un almuerzo organizado por Presidencia en el Batallón José María Córdova. Uno de los miembros de la comitiva les advirtió que no había entrada para medios locales. Sin embargo, sí pudieron asistir los periodistas de los medios nacionales que viajaban con el presidente Santos.

A raíz de este incidente la FLIP conoció que esta situación se ha presentado en otras regiones donde los periodistas se han visto atropellados por funcionarios de Presidencia, quienes impiden a los reporteros que realicen preguntas o tengan un diálogo directo con el presidente Santos.

 En este caso se puede ver una afectación al pluralismo, asunto que es considerado como esencial para la libertad de expresión. Sobre esto, la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha dicho que “La democracia necesita del enfrentamiento de ideas, del debate, de la discusión. Cuando este debate no existe o está debilitado debido a que las fuentes de información son limitadas, se ataca directamente el pilar principal del funcionamiento democrático”.

Al respecto, Jacqueline Campo, asesora de comunicaciones de Presidencia, aseguró que lo ocurrido fue un malentendido que no se volverá a repetir: “luego del incidente yo me senté a hablar con los periodistas afectados, les ofrecí una disculpa y creamos un canal de comunicación para mantenerlos informados de las noticias que tengan que ver con el Presidente”.

La FLIP hace un llamado de atención al equipo de comunicaciones de la Presidencia para que procure que durante las visitas a otras ciudades se genere un espacio para las preguntas de los reporteros de medios locales. Asegurar que los periodistas locales cuenten con las mismas oportunidades que los de los medios nacionales es una obligación frente a la libertad de prensa y resultaría inadmisible que este tipo de situaciones se volvieran a presentar.