Fundación para la Libertad de Prensa - FLIP

Logo Flip

 
Viernes, 20 November 2015 14:18

Caso de Gonzalo López se presenta ante la CIDH

En febrero de 2014, el colombiano Gonzalo Hernán López Durán fue condenado a 18 de meses de prisión y a una multa de 15,55 salarios mínimos, por haber opinado en el foro de comentarios de una nota del periódico El País de Cali.

La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) acaba de presentar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) una solicitud para que, por un lado, se tomen medidas urgentes que prevengan que López Durán pague condena de prisión y, por el otro,  para que se admita este caso y se condene al Estado colombiano por vulnerar sus derechos humanos.

El caso de López Durán es relevante porque se desconocieron los estándares nacionales e internacionales que se han fijado para el ejercicio de la libertad de expresión. En primer lugar, la condena penal es una sanción desproporcionada contra una persona que, además, se refirió a asuntos que son de interés público. Segundo, su comentario se encuentra en el marco del derecho a la libertad de opinión, la cual solo puede ser limitada en casos excepcionales. Tercero, se sancionó una expresión que, aunque ofensiva, tiene poca capacidad de daño al ser solamente un comentario dentro de una nota periodística. Finalmente, se trata de un caso en el que el Estado desconoció que el uso de entornos digitales debe interpretarse a la luz de la primacía de la libertad de expresión, sobre todo cuando se hablan temas de interés general.

La FLIP espera que la CIDH admita el caso y decrete medidas cautelares a favor de Gonzalo López, para que el debate sobre libertad de expresión en medios digitales en Colombia no desconozca los precedentes del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, de la Corte Constitucional y de la Corte Suprema de Justicia.

La FLIP ha identificado que el crecimiento de Internet, como herramienta de diálogo y de exposición de ideas, trae nuevos desafíos para la libertad de expresión. No obstante, la ampliación en el uso y en el acceso a lo foro digitales no puede llevar a un retroceso en las garantías a la expresión que ya se han ido conquistando en Colombia.