Fundación para la Libertad de Prensa - FLIP

Logo Flip

 

En 2018, la FLIP registró el número más alto de violaciones a la libertad de prensa; en 2019, la prensa sigue asediada por la violencia y la censura. Por esa razón, los miembros del proyecto Antonio Nariño (PAN), del que hace parte la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), han convocado a todos los partidos políticos y movimientos significativos de ciudadanos a firmar el Pacto por la Libertad de Prensa y contra la desinformación en elecciones.

 

El asedio a la prensa no ha parado en 2019:

Hasta el día de hoy, 3 de mayo de 2019, la FLIP ha documentado 124 violaciones a la libertad de prensa que han afectado a 135 personas. Estas cifras muestran una reducción en el número de violaciones para este mismo momento respecto del año pasado, cuando se habían registrado 150 agresiones. Sin embargo, a pesar de la reducción, el número de agresiones sigue siendo alto y algunas resultan especialmente preocupantes.

Siguiendo la tendencia de años anteriores, la agresión más frecuente en 2019 ha sido la amenaza, con un total de 35 casos, de los cuales cuatro han llevado a que los periodistas deban desplazarse forzadamente.

En cuanto a los agresores, los funcionarios públicos continúan agrediendo o limitando el trabajo de la prensa. En los primeros meses del año, la Fundación ha registrado 21 violaciones a la libertad de prensa provenientes de funcionarios. En nueve ocasiones los empleados estatales les negaron el acceso a la información a los reporteros y en cinco más obstruyeron la labor periodística. Sin embargo, los mayores agresores de la prensa continúan en el anonimato: 37 violaciones fueron ocasionada por agresores desconocidos en casos que la Fiscalía no ha avanzado en aclarar.

En medio de este panorama, las regiones con más afectaciones a la libertad de prensa en lo que van del año son Bogotá y el departamento del Cauca, con un total de 37 y 13 casos, respectivamente. En la capital, la agresión más común ha sido el acoso judicial. Por su parte, en el Cauca ha primado la obstrucción al trabajo periodístico, en su mayoría durante el cubrimiento de las manifestaciones sociales.

Precisamente, en el marco de las movilizaciones sociales, este año ha traído un incremento significativo de las agresiones con respecto al año anterior. Mientras que en todo el 2018 la FLIP registró 16 ataques en medio del cubrimiento de manifestaciones sociales, en lo corrido de este año, ya se han registrado 17 ataques, que incluyen agresiones físicas, retenciones arbitrarias, obstrucciones y daños a equipos y material periodístico. Diez de estas agresiones provinieron de la policía.

 En lo que va del año, la justicia, sin embargo, ha mostrado algunos avances. En enero de 2019, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dictó su informe de fondo en el caso que se adelanta por las violaciones a los derechos humanos sufridas por la periodista Jineth Bedoya Lima el 25 de mayo de 2000 y que aún permanecen en la impunidad en la justicia interna. En febrero de 2019, el fiscal encargado de la investigación de los homicidios de los periodistas Julio Daniel Chaparro y Jorge Enrique Torres decidió llamar a indagatoria y dictó orden de captura en contra de a alias “Gabino”, alias “Pablo Beltrán” y alias “Antonio García”, miembros del ELN.

 Por otra parte, el 3 de abril, un juez de la República condenó a Francisco Javier Andica Acevedo a cumplir 38 meses de prisión y pagar una multa de 6,5 salarios mínimos mensuales por las amenazas realizadas a través de su cuenta de twitter (@antipopulismos), en contra de la periodista Vanessa De La Torre y el caricaturista Julio César González Quiceno, conocido como “Matador”. La judicialización de las amenazas ha sido un reclamo constante de la FLIP a la justicia ya que decisiones judiciales como esta desincentivan futuras violencias. Sin embargo, teniendo en cuenta que la amenaza es la agresión más prevalente, es importante señalar que hacen falta avances en la investigación y sanción de los responsables otros cientos de casos.

La agenda:

La firma del pacto tendrá lugar el 3 de mayo en el Gran Salón Ecopetrol sala FILBo D de Corferias a las 6pm, en el marco de la Feria Internacional del Libro de Bogotá. Participarán los líderes más destacados de cada colectividad que tiene asiento en el Congreso.

El pacto estará precedido por una agenda de reflexión sobre el estado del periodismo a nivel regional e internacional con motivo del #DíaDeLaLibertadDePrensa.

A las 5 pm, también en la sala FILBo D, la periodista Camila Zuluaga conducirá una conversación sobre los desafíos para la libertad de prensa y el acceso a la información a nivel mundial con dos reconocidos periodistas nórdicos: Liza Marklund, de Suecia y Jørgen Laurving, de Dinamarca.

 

A las 2pm, en el Gran Salón Ecopetrol sala FILBo A, el Centro de Estudios de la FLIP presentará el libro Periodismo Roto sobre el proyecto Cartografías de la Información, un mapeo muy completo que describe el estado de los medios de comunicación en los municipios de Colombia. Contará con la presencia del Ministerio de Cultura.

El #DíaDeLaLibertadDePrensa es propicio para recordar que el Estado debe garantizar el derecho a la información de los ciudadanos a través del ejercicio del periodismo, porque ¡con la libertad de prensa no se juega!

Adjunto a este comunicado encontrará el texto del Pacto por la Libertad de Prensa y contra la desinformación en elecciones y el perfil de los periodistas nórdicos Liza Marklund y Jørgen Laurving.

Publicado en Pronunciamientos

Desde que empezó el 2018 a la fecha se han presentado 150 violaciones a la libertad de prensa, que han afectado a 177 víctimas. En 2017, para esta misma fecha, la FLIP había registrado 87 ataques al periodismo. El periodo electoral ha potenciado las agresiones y por eso la Fundación, desde la campaña #VotoInformado, ha invitado a los candidatos y sus seguidores a promover un ambiente favorable para la libertad de expresión. Las regiones con más ataques son, sin contar a Bogotá, Tolima, con 16 casos; y Antioquia y Norte de Santander, cada uno con 11.

El secuestro y desaparición de los tres trabajadores de El Comercio de Ecuador en la frontera colombo-ecuatoriana es sin duda el caso más grave en lo corrido del año. Además de la responsabilidad del grupo criminal liderado por alias Guacho, se destaca la inacción por parte del gobierno colombiano y la falta de coordinación de este con las autoridades ecuatorianas.

Este 3 de mayo, Día Mundial de la Libertad de Prensa, se cumplen 20 días desde que se confirmara la desaparición del equipo periodístico ecuatoriano y es lamentable que todavía no se recuperen sus cuerpos. El pasado 24 de abril, la FLIP radicó un derecho de petición al Ministerio de Defensa para indagar por las acciones del gobierno durante las tres semanas de secuestro para facilitar la liberación de estas personas y cuidar sus vidas.

Entre otros hechos destacados, la FLIP rechazó la decisión de la Fiscalía de no declarar el caso de Nelson Carvajal como un crimen de lesa humanidad. Esto sucede en un contexto en que, de 158 casos de asesinatos de periodistas entre 1938 y 1958, solo 24 cuentan con condena de autor material y 3 de autor intelectual.

Este ha sido un año en el que también se ha agredido constantemente a la sátira y el humor. Primero, un seguidor del Centro Democrático presenta una tutela contra Matador. Después el alcalde de Floridablanca presentó un denuncia por injuria y calumnia en contra de Diego, caricaturista de Vanguardia Liberal. Por último, otro seguidor del Centro Democrático amenaza a Matador en redes sociales. La FLIP espera que la justicia colombiana obre en favor de la libertad de expresión en estos y otros casos en los que se intente penalizar la sátira.

En el Informe anual de la FLIP, presentado el pasado 9 de febrero, se destacó, entre otras cosas:

El aumento de ataques contra la prensa: 310 en total, un 43,5% más que en el 2016. Dentro de estas cifras el caso más grave es el asesinato de Efigenia Vásquez en el Cauca.

En los últimos seis años, la Corte Constitucional ha tomado al menos ocho decisiones regresivas en la protección de la libertad de expresión en Internet. Esto ha implicado posiciones restrictivas en el uso de redes sociales, medidas desproporcionadas para los medios de comunicación como el deber de actualización, entre otras.

La falta de resultados efectivos por parte del gobierno de Juan Manuel Santos en la promoción y defensa de la libertad de expresión. Las principales acciones de Santos, como la política pública promovida por el Ministerio del Interior y el proceso de reparación colectiva a la prensa tomaron años de trabajo y miles de millones de pesos en inversión sin que se diera ningún resultado. Esto se agrava al recordar que el presidente ha sugerido abiertamente a los grupos económicos del país que presionen indebidamente a los medios de comunicación para que adopten posiciones editoriales favorables a su gobierno. A lo anterior se suman los discursos del presidente en los que emite juicios sobre lo que él considera que es buen o mal periodismo, lo cual lo aleja de su obligación de garante y promotor de la libertad de expresión.

Con más de medio año por delante, el panorama es incierto y preocupante. La FLIP espera que los nuevos líderes políticos que llegarán al Congreso el 20 de julio, y a la presidencia el 7 de agosto, abracen las banderas de la libertad de prensa como una garantía fundamental para la democracia.

Publicado en Pronunciamientos