Fundación para la Libertad de Prensa - FLIP

Logo Flip

 

La FLIP expresa su preocupación por la retención extorsiva y constreñimiento al que ha sido sometido el periodista Josué Nieves, director del medio digital N Noticias Saravena. 

El periodista denunció que fue retenido por disidencias de las FARC y forzado a asistir técnicamente la grabación de una prueba de supervivencia del Coronel del Ejército Pedro Pérez Arciniegas, quien había sido secuestrado. 

Los hechos sucedieron el 5 de septiembre, cuando un hombre armado llegó a su casa y lo obligó a desplazarse y apoyar la grabación de un video al Coronel Arciniegas. Nieves fue trasladado por el grupo armado, de ida y vuelta, de manera terrestre y fluvial, inclusive cruzaron la frontera sin que hubiera un control de las autoridades. 

Por miedo a las represalias y bajo la presión de los hombres armados, el periodista publicó el video en el medio que dirige. La FLIP conoce que no es la primera vez que Nieves ha recibido presiones similares, por parte del mismo grupo armado, para difundir y replicar información que estos entregan, inclusive ya editada. 

Por lo anterior, alertamos que la publicación de la prueba de supervivencia del Coronel Pérez Arciniegas no puede, de ninguna manera, ser usada por las autoridades para incriminar al periodista o al medio de comunicación con el grupo armado. 

Forzar a los comunicadores a difundir misivas de las partes en conflicto es inadmisible, y genera un riesgo de ser objeto de represalias de quien se ve afectado por la publicación, en este caso el Ejército por haber sido desmentido. Este hecho pone sobre la mesa una  práctica recurrente en los conflictos armados. 

Al respecto, hacemos un llamado al Estado y a los grupos armados para que respeten la protección especial de los periodistas en zonas de conflicto consagrada en el derecho internacional humanitario. En particular, destacamos que la costumbre internacional documentada por el Comité Internacional de la Cruz Roja exige que los periodistas civiles que realicen misiones profesionales en zonas de conflicto armado sean respetados y protegidos, siempre que no participen directamente en las hostilidades. Recordamos que en el 2014, los Relatores de Libertad de Expresión de Naciones Unidas, de manera conjunta, hicieron un llamado a los distintos actores de los conflictos armados para que hicieran un diálogo abierto y comprometido “con el fin de fortalecer las protecciones para promover la seguridad y el respeto de quienes informan sobre un conflicto”.

En Arauca es evidente la ausencia de condiciones de seguridad para el ejercicio periodístico, que es vital para un ejercicio libre e independiente. En lo corrido del 2021, la FLIP ha documentado 21 ataques a la libertad de prensa, siete más que en todo el año anterior. Bajo este contexto, hemos reiterado la necesidad de una respuesta institucional coordinada e inmediata. 

Conocemos el anuncio que realizó el Ministro de Defensa, que en coordinación con la Fiscalía General de la Nación y la Policía Nacional pondrían en marcha un plan para atender las amenazas que han incrementado en el departamento de Arauca contra los periodistas, así como fortalecer la seguridad de la frontera. Sin embargo, el actual control territorial que tienen los grupos armados en Arauca genera un ambiente de hostilidad que promueve la autocensura y afecta gravemente la circulación de información. 

Así las cosas, la Fundación hace un llamado al Ministro de Defensa para que dentro de las medidas anunciadas evalúe, de manera estructural, los riesgos a los que están expuestos los y las periodistas en el departamento, en consideración particular de los factores de riesgo por la proximidad con la frontera. Adicionalmente, solicitamos al Ministerio de Defensa y a la Fiscalía General de la Nación que activen de inmediato las rutas de atención especiales que han dispuesto para las amenazas contra periodistas en el caso de Josué Nieves. 

La Unidad Nacional de Protección debe atender de manera urgente y prioritaria los casos que se han presentado y realizar un análisis integral que contemple todos los hechos recientes, así como la alerta de seguridad regional para periodistas que advierte el Ministerio,

La Fundación también reitera el llamado a la Defensoría del Pueblo para que incluya los riesgos específicos a los que están expuestos los periodistas en el departamento de Arauca en las alertas tempranas que haga sobre la región.  

Publicado en Pronunciamientos

Iván Darío Pelayo trabajaba como director de la emisora Llanorámica Estéreo en Puerto Rondón, Arauca, cuando fue asesinado hace 26 años por el ELN. Este grupo armado lo acusó de ser colaborador de grupos paramilitares.

Su caso prescribió en 2015, luego de que en febrero de 1998 la Fiscalía Especializada de Cúcuta suspendiera las investigaciones. En la actualidad, se desconocen los autores materiales e intelectuales del crimen. De acuerdo con la documentación de la FLIP, la Fiscalía solo destinó tres años a la investigación del homicidio

La muerte de Iván también supuso el fin de Llanorámica Estéreo. Con esto, se afectó el derecho a la información de la comunidad de Puerto Rondón. 

Nuestro equipo FLIP no ha podido contactar a colegas o personas cercanas a Iván Darío. Si usted lo conoció o tiene pistas de quiénes pudieron haber tratado con él, puede escribirnos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En la FLIP no olvidamos a los y las periodistas que han sido asesinados por causa del conflicto armado mientras cumplían con su labor. 

Publicado en Noticias

La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) rechaza la desprotección estatal de la prensa en Arauca, cuya falta de respuesta a la violencia sostenida en el departamento obliga a los y las periodistas a optar por la autocensura como mecanismo de autoprotección. El ambiente hostil contra la prensa se ha generalizado en los últimos años, en particular afectando a quienes cubren temas relacionados al orden público y seguridad.

El periodismo en Arauca se desarrolla en un escenario de alto riesgo para la vida y la integridad de los y las periodistas, debido a la confluencia de actores armados ilegales y los enfrentamientos que se presentan entre estos grupos por el control en la región, sumado a el contrabando y el tráfico de estupefacientes, que se intensifica por tratarse de una zona fronteriza compleja.  A pesar de múltiples alertas sobre esta problemática, no hay una respuesta contundente por parte de las autoridades que proteja a la prensa. Tampoco se conocen acciones de prevención de estas violencias adoptadas por las autoridades regionales.

La FLIP advierte que la violencia contra la prensa en Arauca ha sido sostenida y tiende a incrementar con el paso del tiempo a pesar de la firma del Acuerdo de Paz. La Fundación documentó 9 casos en 2017, cifra que casi triplicó en 2019 cuando se registraron 27 ataques a la prensa. Entre 2020 y lo corrido de 2021 se han registrado 30 violaciones en este departamento. Solo en lo corrido de este año, la Fundación ha registrado 17 ataques a la prensa en el departamento, cuatro más de los que hubo durante todo el 2020. Estos casos corresponden a amenazas, agresiones físicas, hostigamientos, e intimidaciones durante y después del cubrimiento periodístico. 

Es especialmente preocupante que en las últimas dos semanas documentamos seis ataques, cuatro de ellos amenazas, lo que pone de manifiesto una grave intensificación de la violencia y la necesidad de una rápida respuesta de prevención y protección de parte de las autoridades. Ante esta situación, el Estado colombiano tiene la obligación de proteger la vida y la integridad personal de quienes se encuentran en una situación de riesgo, incluso cuando este riesgo deriva de la acción de un agente no estatal. 

Las y los comunicadores de la región sienten temor de denunciar los ataques en su contra y de continuar con el ejercicio de su trabajo periodístico. Esto tiene un alto costo para la libertad de expresión y de prensa regional y el Estado debe garantizar las condiciones para ejercer estos derechos.

Por lo expuesto, la FLIP hace un llamado a la Defensoría del Pueblo para que, en cumplimiento de su función de proteger y defender los derechos humanos y prevenir sus violaciones, integre en sus evaluaciones tempranas de riesgo como elemento diferencial el ejercicio del trabajo periodístico, de manera que promueva una lectura integral de los riesgos diferenciados e impulse una mejora de las políticas públicas para la protección integral de periodistas, pues son insuficientes para garantizar la efectiva protección de la prensa. En respuesta a la situación departamental, solicitamos se articule con las entidades locales y nacionales para generar estrategias de prevención efectivas para esta región de manera urgente. 

Adicionalmente, la FLIP le solicita a la Unidad Nacional de Protección (UNP) que haga una valoración robusta y exhaustiva del contexto del departamento, de manera articulada con la Fiscalía General de la Nación, como requisito para la valoración del riesgo de los y las periodistas que tienen asignadas medidas de protección o que se encuentran en evaluación inicial. Lo anterior, con el fin de tener los elementos de juicios idóneos para implementar las medidas de protección necesarias e integrales que contribuyan a salvaguardar la vida e integridad de los y las periodistas en el departamento.  

Por la gravedad e inminencia del riesgo, solicitamos a la Gobernación de Arauca, las alcaldías locales, la Policía y el Ejército Nacional que reconozcan la violencia ejercida contra la prensa en el departamento y se articulen para realizar las acciones de protección necesarias para proteger la vida de los comunicadores.

Publicado en Pronunciamientos

 

  • La casa del periodista Philip Moreno fue pintada con las insignias de esta guerrilla.

  • El medio de comunicación ha publicado dos investigaciones que abordan temas relacionados con el ELN.

  • La FLIP llama a  la UNP a que tenga en cuenta estos hechos para salvaguardar la vida del periodista.

La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) rechaza la intimidación que recibió Phillip Moreno, director del portal periodístico Confidencial Noticias, por parte del ELN. La FLIP les solicita a las autoridades que se investiguen los hechos y se garantice la seguridad del reportero. 

El pasado 7 de julio desconocidos pintaron la fachada de la casa del periodista con las insignias del Ejército de Liberación Nacional (ELN). La amenaza se presentó luego de la publicación de dos investigaciones a través de su medio de comunicación sobre temas relacionados con esta guerrilla. Una de las publicaciones está relacionada con el robo de vehículos de la Unidad Nacional de Protección (UNP) por parte de miembros del ELN y de las disidencias de las FARC. Según las investigaciones del periodista, entre 2019 y 2020 han sido hurtados once carros asignados a los esquemas de seguridad de los protegidos en el departamento. La otra publicación habla de la incautación de un cargamento de cocaína que hizo el Ejército en la región de Caño Limón. 

La FLIP expresa su preocupación por esta intimidación, debido a que en los últimos tres años el número de violaciones a la libertad de prensa en Arauca ha aumentado en un 300%. Mientras que en 2017 la FLIP registró 9 ataques contra periodistas y medios de comunicación en el departamento, en 2018 esta cifra ascendió a 17 ataques y en el 2019 alcanzó los 27 casos. Durante el 2020 la Fundación ha documentado un total de cinco amenazas en Arauca y uno de los periodistas afectados tuvo que desplazarse a otra ciudad debido a las intimidaciones que recibió por miembros del ELN. 

La FLIP le solicita a la Unidad Nacional de Protección que tenga en cuenta estos hechos en el estudio de riesgo de Phillip Moreno con el fin de implementar las medidas de seguridad necesarias para salvaguardar su vida y su integridad. Adicionalmente, la Fundación le solicita a la Fiscalía General de la Nación que adelante las investigaciones correspondientes para dar con el paradero de los responsables y llevarlos ante la justicia. 

Las sanciones judiciales son un precedente importante que contribuye a disuadir la ocurrencia de nuevas violencias contra la prensa. Sobre esto, la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha dicho: “para prevenir la violencia contra periodistas y trabajadores de los medios de comunicación es indispensable que el ordenamiento jurídico sancione estas conductas de manera proporcional al daño cometido”.

Publicado en Pronunciamientos

La FLIP rechaza las intimidaciones en contra de Emiro Goyeneche, director de la emisora Sarare FM Stereo en el municipio de Saravena, Arauca. El nombre del reportero apareció en un panfleto firmado por las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) en el que lo amenazan de muerte y lo declaran objetivo militar junto con otros dirigentes sociales de sindicatos y movimientos políticos de la región.

El viernes 10 de mayo uno de los líderes que aparece mencionado recibió el sufragio en su casa. Ese mismo día, Goyeneche denunció en la emisora la presunta presencia de paramilitares en el municipio de Saravena y en todo el departamento. Adicionalmente, el periodista hizo un llamado a las autoridades municipales y departamentales para que investiguen y garanticen la seguridad de los dirigentes sociales y los habitantes de la zona.

La FLIP expresa su preocupación por estos hechos y por el ambiente de inseguridad que se vive en el departamento de Arauca y que pone en riesgo la integridad de quienes ejercen la labor periodística. La Fundación ha registrado, desde enero de este año, siete ataques a la prensa en ese departamento, que han afectado a ocho periodistas. El 9 de mayo asesinaron en el municipio de Arauquita a Mauricio Lezama, Consejero Departamental de Cine de Arauca, quien se encontraba adelantando la producción de un cortometraje cinematográfico sobre la vida de una líder social víctima del conflicto. Según las cifras de la FLIP, este homicidio es el número 159 contra reporteros en Colombia por el desarrollo de sus labores informativas.

Adicionalmente, el primero de mayo el periodista Daniel Martínez, corresponsal de RCN en Arauca, tuvo que salir del departamento, luego de recibir una llamada amenazante de una persona que se identificó como miembro del frente Domingo Laín, estructura armada que hace parte del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

La Fundación hace un llamado a la Unidad Nacional de Protección para que refuerce el esquema de seguridad del periodista Emiro Goyeneche y garantice la seguridad de los reporteros que se encuentran en riesgo por ejercer su labor en el departamento. Así mismo, la FLIP le exige a la Fiscalía General de la Nación y a las autoridades competentes que adelanten las investigaciones pertinentes para identificar y sancionar a los responsables.

La Fundación le solicita a la Defensoría del Pueblo y a la Personería que emitan las alertas oportunas para proteger a quienes se encuentran en riesgo y brinden un acompañamiento permanente a la situación de seguridad de Goyeneche y los demás periodistas que han sido víctimas de intimidaciones en los últimos meses.

Publicado en Pronunciamientos

La FLIP expresa su preocupación por el ambiente amenazante para la prensa en el departamento de Arauca durante el proceso electoral. Hoy, 10 de marzo, disidencias de las Farc llamaron a la emisora Meridiano 70 y amenazaron a los periodistas.

En la emisora se estaba realizando una entrevista a Miguel Matus, candidato al Senado por Centro Democrático. Personas que se identificaron como miembros de las Farc llamaron al medio y amenazaron al candidato. Además, acusaron a la emisora de estar al servicio del partido político y los declararon objetivo militar.

Durante la llamada amenazante, los autores hicieron énfasis en no debían llamarlos “disidencias”, sino Farc. Según ellos, los disidentes son quienes participaron en el proceso de paz. Esto coincide con la información que este grupo ilegal habría distribuido en Arauquita hace dos semanas a través de un panfleto. En aquella ocasión también amenazaron a los medios locales.

Vea: Disidencias de las Farc amenazan a la prensa en Arauca.

Las guerrillas y otros actores armados imponen condiciones violentas a los medios de comunicación para el cubrimiento electoral. Amenazar a la prensa por cómo denominar a un grupo armado es bastante problemático. No puede ocurrir  que por el uso de la palabra “disidencia”, los periodistas vean afectada su integridad. Si los medios denominan como “Farc” al grupo armado que opera en Arauca, tendrían problemas con el partido político y con los candidatos que esperan ser elegidos popularmente.

La FLIP condena estas amenazas en contra la prensa regional. En Arauca se está viviendo un momento muy difícil para los medios de comunicación debido a la fuerte presencia de diversos grupos armados y al margen de la ley. Según los datos de la Misión de Observación Electoral (MOE), el departamento de Arauca hay tres municipios que se encuentran en riesgo extremo por violencia: Arauca, Saravena y Tame.

La FLIP hace un llamado a las autoridades para que enfoquen sus recursos en la prevención de violencia en el departamento de Arauca. Deben existir garantías para que la prensa pueda ejercer su trabajo libremente en la temporada de elecciones. Es urgente proteger a la prensa en medio de la polarización y la vulnerabilidad evidente que implica hacer reportería en medio de actores armados como disidencias de las Farc y el ELN.

La FLIP exige a la Policía Nacional y a la Unidad Nacional de Protección (UNP) que tomen medidas inmediatas para la protección de los periodistas en Arauca. Así mismo, la FLIP solicita a la Fiscalía General de la Nación que investigue estos hechos y dé con los responsables de este ataque.

Publicado en Pronunciamientos

La Fundación para la Libertad de Prensa -FLIP- rechaza las amenazas del autodenominado "Frente Primero Armando Ríos de las FARC-EP" en contra de los periodistas de la emisora Arauca Stereo y de los medios de comunicación del departamento de Arauca.

El pasado 22 de febrero, en Arauquita se conoció un panfleto firmado por un grupo que dice representar a las Farc-EP en el que hacen señalamientos amenazantes contra la prensa local: "Hay una cacería de brujas por los medios de comunicación, a través de periodistas que quieren jugar a ser policías judiciales incriminando por sus medios a personas inocentes, señalándolos de comandantes de las farc-ep (disidentes) caso la emisora de radio 100.3 y otras del departamento de Arauca".

En el panfleto, los militantes del grupo guerrillero acusan a los medios de comunicación de ser “armas que se inclinan de acuerdo con los interese que decidan defender".

Estos señalamientos pueden entenderse como retaliaciones a las investigaciones que ha realizado la emisora Arauca Stereo 100.3 fm, en las que se advierte el fortalecimiento de las tropas disidentes de las Farc en el departamento. Además, en la última semana los medios regionales publicaron una alerta temprana emitida por la Defensoría del Pueblo en la que se relaciona a los grupos armados con el riesgo electoral en Arauca. Según los datos de la Misión de Observación Electoral, MOE, en los municipios araucanos de Arauquita, Saravena, Tame y Cravo Norte la presencia de disidencias de las Farc afecta directamente el ejercicio democrático.

La FLIP hace un llamado a la UNP para que evalúe las implicaciones en términos  de protección que pueden generar este tipo de comunicaciones. Además, es necesario que se lleven a cabo acciones preventivas para evitar que estas intimidaciones se materialicen en ataques directos a los periodistas.

En el mismo sentido, la Fundación exige a la Fiscalía General de la Nación que investigue el origen de esta amenaza y se judicialice a los responsables.

Publicado en Pronunciamientos

Inscripción a boletines