Imprimir esta página
Lunes, 14 September 2015 13:11

Son 171 días de un juicio que no comienza: nuevo aplazamiento en caso de la periodista Jineth Bedoya

La Fundación para la Libertad de Prensa – FLIP – rechaza el aplazamiento por tercera vez del inicio del juicio contra Mario Jaimes alias ‘El Panadero’ ex paramilitar implicado en los hechos de secuestro, tortura y violencia sexual de los que fue víctima la periodista Jineth Bedoya, el 25 de mayo de 2000. 

De igual manera manifiesta su preocupación ante la dilatación de este proceso desde que el Juzgado conociera del caso contra Jaimes, hace 171 días se instaló el juicio sin que a la fecha se haya podido practicar la primera prueba.

Horas antes del inicio  de la última dirigencia programada para el pasado 10 de septiembre, el Juzgado informó sobre la cancelación de la diligencia. La razón, un oficio del Tribunal Superior de Bogotá - Sala de Justicia y Paz- donde se informa que Jaimes Mejía debe permanecer en el sitio de reclusión desde el 7 de septiembre hasta el 4 de diciembre por estar citado a una audiencia en el marco de los procesos de Justicia y Paz. Esta decisión desconoce audiencias citadas previamente como en el caso de Jineth Bedoya.

La FLIP lamenta que el Tribunal de Justicia y Paz consideré que sus actuaciones son prioritarias negando el derecho al acceso a la justicia de la periodista.

Estrategias de dilatación

En repetidas ocasiones Mario Jaimes ha encontrado excusas para no permitir que se dé inicio al juicio en su contra. En una primera oportunidad alegó no contar con un defensor de confianza, hecho que hizo que el juez aplazara la diligencia.

En una segunda oportunidad ‘El Panadero’ no asistió a la audiencia citada tampoco lo hizo un abogado de confianza que él había dicho nombraría. En ese momento el juez le asignó un abogado de oficio para evitar que el proceso se suspendiera y se programó una nueva audiencia para el 10 de septiembre a las 9 a.m. Citación torpedeada por la Sala de Justicia y Paz.

Todos estos hechos evidencian una ausencia de justicia, así como el desinterés por parte del sistema judicial frente al caso de Jineth Bedoya, beneficiaria de Medidas Cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Para la FLIP es inadmisible que el INPEC haya desconocido la audiencia que se tenía programada con anterioridad y  exhorta a los organismos de control como la Procuraduría a que investiguen las faltas disciplinarias que están afectando el buen curso del proceso.

La FLIP hace un llamado a la CIDH para que se consideren estos hechos dentro de las medidas cautelares de las cuales es beneficiaria Jineth Bedoya, pues se está ante una forma de revictimización de la periodista que muestra la ausencia de mecanismos idóneos de investigación.