Fundación para la Libertad de Prensa - FLIP

Logo Flip

 

El 16 de mayo de 2019, Romel Gorozabel, productor de Caracol Noticias en Venezuela, fue detenido arbitrariamente junto a otros seis periodistas por miembros del SEBIN, en Caracas (Venezuela). La detención se dio cuando los periodistas llegaron a cubrir un operativo que estaba realizando el Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) en la residencia de Iván Simonovis, ex jefe de seguridad ciudadana de Caracas, quien tiene casa por cárcel desde 2014.

Los reporteros de Caracol Noticias, Venevisión, VIVOplay y TVnoticias quedaron incomunicados cerca de las 10 de la mañana y aún no hay claridad sobre las razones de la detención. Pasado el mediodía, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela (SNTPV) dio cuenta de su liberación a través de su cuenta de Twitter.

Esta no es la primera vez que el SEBIN atenta contra la libertad de prensa al detener arbitrariamente a periodistas de medios colombianos durante el desarrollo de su labor periodística. En enero de este año, seis periodistas de distintas nacionalidades fueron detenidos durante 14 horas en Caracas.

Estas detenciones son graves violaciones a la libertad de prensa que afectan el derecho a la libertad de información en el desarrollo de hechos que son de interés de la ciudadanía. El Proyecto Antonio Nariño rechaza esta detención y hace un llamado para que estos hechos que limitan el ejercicio de la prensa no vuelvan a ocurrir.

 

 

Publicado en Pronunciamientos

*Comunicado de la Asociación Colombiana de Medios de Información (AMI), miembro del Proyecto Antonio Nariño

Con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa, representantes de los partidos y movimientos políticos se unieron el viernes 3 de mayo para firmar el Pacto por la libertad de prensa y contra la desinformación en elecciones, una iniciativa convocada por el Proyecto Antonio Nariño PAN, del que hacen parte la Asociación Colombiana de Medios de Información Ami, la Fundación para la Libertad de Prensa FLIP, la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano Fnpi y la fundación alemana Friedrich Ebert Stiftung.

Armando Benedetti del Partido de la U, Nubia Estella Martínez y Angela Garzón del Centro Democrático, Ángela María Robledo de Colombia Humana, Jaime Navarro Wolf y Claudia López de la Alianza Verde, Álvaro Argote del Polo Democrático Alternativo y Rodrigo Londoño del Partido FARC fueron algunos de los se suscribieron al pacto que busca reafirmar el compromiso de los líderes políticos en favor de la libertad de prensa, la libertad de expresión y la protección de los periodistas en las elecciones locales que se llevarán a cabo en octubre de 2019.

Como antesala de la firma, la periodista Camila Zuluaga conversó con Liza Marklund de Suecia y Jorgen Laurving  de Dinamarca sobre el valor que tiene la libertad de prensa durante época de elecciones en una democracia y la importancia de no descalificar a los periodistas que hacen preguntas incómodas para no dañar los ambientes de deliberación política.

Catalina Botero, decana de la Facultad de Derecho de la Universidad de Los Andes y exrelatora especial para la libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de Estados Americanos (OEA), destacó el compromiso de los firmantes quienes, dijo, al suscribir el pacto acordando combatir la desinformación y rechazar la generación de noticias falsas, están fortaleciendo las bases democráticas en Colombia.

«En los últimos 5 años no hay una sola investigación que no sostenga que el retroceso democrático en el mundo ha sido grave y que puede ser mucho peor. Y esto se debe a muchos fenómenos pero entre otros, a los fenómenos de desinformación y discursos de odio que parecen estar resolviendo demandas insatisfechas de sectores de la población que quieren escuchar eso», aseguró.

Pidió a los representantes de los partidos adherirse a  los hechos, inclusive cuando estos los lleven a perder.

«Cuando los partidos políticos entiendan que la evidencia está en su contra y prefieran perder a mentir; eso requiere convicciones democráticas profundas», dijo. «El que prefiere construir a partir de mentiras el camino para llegar al gobierno, va a gobernar mal».

En la declaración, los firmantes se comprometieron a respetar el trabajo de los periodistas y medios de información, garantizar la libertad de prensa, rechazar la desinformación y prohibir el uso y promoción de contenidos falsos, evitar discursos de odio contra periodistas, medios de información y contradictores, y finalmente, hacer seguimiento al cumplimiento de estos objetivos.

El Pan entregó a los medios de información colombianos este documento para su apropiación. Con esta expresión se refirió a la oportunidad que brinda esta primera y significativa aproximación a estos compromisos por parte de los involucrados, para continuar buscando la adhesión de todos los demás partidos, movimientos y candidatos que participarán en las elecciones del presente año, así como las razones que los llevan a hacerlo o a abstenerse, como ocurrió con Cambio Radical, el Mira y el Polo Democrático quienes habiendo anunciado su presencia no se presentaron, o con el Partido Liberal, AICO, ASI y UP que nunca confirmaron. Así como al diseño y ejecución de un sistema de monitoreo y reporte periodístico sobre su cumplimiento, como parte sustancial de la información a la que tiene derecho la ciudadanía a propósito del cubrimiento del acontecer político y electoral en esta contienda, en el apogeo de la era de las campañas construidas sobre noticias falsas y desinformación. «Esta es por definición, una misión de los medios de información colombianos; de nuestra parte, con este esfuerzo realizado en nombre de la libertad de prensa y el derecho a la información en su día, los invitamos a liderar con la orientación propuesta una causa colectiva en nombre de este gran pacto por la democracia colombiana y por la credibilidad de nuestros medios y periodistas como garantes de la misma», puntualizó el Pan en la carta dirigida a los medios.

Aquí puede ver el comunicado de AMI.

Aquí puede conocer el pacto firmado.

Aquí puede ver el mensaje de reconocimiento del Relator Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH.

Publicado en Noticias

Estos fueron los temas centrales de la IV Cátedra de Libertad de expresión, realizada por el Proyecto Antonio Nariño (PAN).

Durante el evento, que tuvo lugar en la Universidad de los Andes el pasado 28 de febrero, María Emma Wills, asesora de la dirección general del Centro Nacional de Memoria Histórica afirmó que a los periodistas se les debe enseñar que antes que una buena historia, prima el respeto por la dignidad humana. Recordó que la ley 1448 de 2011 dice que las víctimas tienen derecho a una reparación simbólica, y para eso hay que escucharlas y respetarlas.

El conflicto entre la libertad de prensa y el derecho de las víctimas fue el tema central del segundo panel realizado durante la Cátedra. La primera en abordarlo fue Vivian Newman, subdirectora del centro de estudios jurídicos y sociales Dejusticia, que presentó el libro ‘Víctimas y prensa después de la guerra’, en el que se ofrece un parámetro socio-jurídico para cubrir a las víctimas sin atropellar su derecho a la intimidad.

“Las víctimas no son personas públicas por elección propia. Las cámaras hacen que uno actúe distinto… que no llore igual”, recordó Newman después de hablar sobre el incidente entre periodistas y víctimas que se presentó durante las exhumaciones de las víctimas de Bojayá.

Según la subdirectora de Dejusticia, el periodista debe preocuparse por los sentimientos y derechos de las víctimas, hacer un esfuerzo por comprender su concepto cultural de intimidad, identificar las reservas que impiden legítimamente la divulgación y procurar soporte legal.

Para Ginna Morelo, directora de la organización de periodistas Consejo de Redacción (CdR), “si bien la verdad libera, también puede destrozar. Por eso el periodismo de investigación tiene mucho que hacer en Colombia.” Ella recomienda, como ejemplo de narrativa periodística que respeta la dignidad humana, una publicación reciente de CdR titulada ‘Memorias: 12 historias que nos deja la guerra.’

Elecciones y redes sociales

El primer panel de la Cátedra estuvo dedicado a las elecciones presidenciales y legislativas en curso, en medio del fenómeno de las redes sociales. Fue moderado por Ricardo Corredor, director ejecutivo de la Funcación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI).

El procurador general de la nación, Fernando Carrillo, abrió la discusión anunciando que designará agentes especiales para intervenir en los procesos penales en los que se investiguen hechos que puedan afectar la libertad de prensa. Dijo que con esa medida se busca “asegurar que no se den ese tipo de agresiones y poner un semáforo rojo al acoso judicial”.

Sobre la rendición de cuentas en época electoral, Carrillo aseguró que el 70% de los candidatos no manejan sus ingresos a través de una cuenta bancaria única, solo el 25% de las campañas tiene actualizada su contabilidad y se han detectado más de 1.300 piezas publicitarias que vulneran el espacio público” (vea aquí el discurso completo). Estas cifras se obtuvieron entre más de 70 visitas realizadas por la Procuraduría.

El Magistrado del Consejo Nacional Electoral (CNE) Armando Novoa, por su parte, se refirió al fenómeno de la publicidad política en redes sociales. Aunque admitió no tener experticia en el tema, afirmó: “Cuando las redes sociales son utilizadas para promover propaganda electoral, los mensajes que allí circulan pierden su naturaleza privada”.

 

Publicado en Noticias