Fundación para la Libertad de Prensa - FLIP

Logo Flip

 
Miércoles, 19 April 2023 05:00

Adiós a Ángel Romero Berthel, un veterano del periodismo

Hace un mes, Ángel Romero, corresponsal de la FLIP en Norte de Santander, falleció a sus 74 años. Desde muy joven el cartagenero trabajó en medios radiales como RCN, Todelar y Caracol. Fue corresponsal del Diario del Caribe, El Universal de Cartagena, El Tiempo y El País de Cali. En 1999 llegó a las salas de redacción de La Opinión de Cúcuta, en donde se desempeñó como editor de cierre, jefe de redacción y periodista investigativo hasta finales del 2021.

Como periodista, uno de sus mayores logros fue la primicia que consiguió sobre la muerte de Jaime Bateman Cayón, el primer comandante del M-19. La manera en la que obtuvo la información para muchos fue difícil de creer. Por pura casualidad, la línea telefónica del periodista se cruzó con la conversación entre dos personas que hablaban sobre un accidente de una avioneta en Panamá, en el que había fallecido el líder del grupo guerrillero. Tras verificar la información con otras fuentes, el 30 de mayo de 1983 Romero publicó esta ‘chiva’ en la portada de El Universal de Cartagena. Este logro fue elogiado por Gabriel García Márquez, premio Nobel de Literatura.

Red de periodistas para la libertad de prensa

En respuesta a la violencia que enfrentaba la prensa en el país, en 1999 se formalizó la Red de Corresponsales de la FLIP, conformada por nueve miembros voluntarios que cubrían el territorio nacional. Un año después, en el 2000, Romero se unió a este grupo de periodistas y sirvió como intermediario entre la prensa de Norte de Santander y la Fundación. Su labor consistió en alertar, documentar y reportar casos de agresiones a la libertad de prensa. 

Sus compañeros y compañeras, consideraban a Romero un profesional  perspicaz, con una alta capacidad de análisis y con una gran legitimidad en su región. En la Red, Romero entabló una amistad con Raimundo Alvarado, corresponsal en Barranquilla, Atlántico, y quien se convirtió en su amigo por más de dos décadas. “Al ser ambos costeños, empezamos a hablar, a conocernos”— dice Alvardo y añade— “era relativamente callado, en el sentido en que escuchaba bastante y decía las cosas con mucha profundidad. Eran las vainas que yo valoraba de él”.

Para Carlos Cataño, corresponsal de la FLIP en Cartagena, Ángel “tenía una pluma muy exquisita, era un hombre muy activo: investigaba, hacía crónicas, análisis y escribía artículos de opinión”. Aunque pertenecían a generaciones distintas, mantenían una relación muy cercana, incluso después de que Ángel se mudara a Cúcuta, se mantenían en contacto y ocasionalmente se encontraban en los encuentros de corresponsales. 

Durante su trayectoria en el campo  del periodismo, Romero gozó de reconocimiento por su criterio certero y versatilidad; conoció buenos amigos y pudo compartir con uno de sus referentes periodísticos: Cicerón Flórez Moya, periodista y columnista del diario La Opinión. “Él estuvo en un encuentro de corresponsales que nosotros tuvimos hace como 15 años y Ángel siempre estuvo a su lado. Le guardaba mucho afecto y respeto”, afirma Raimundo Alvarado.

Su dedicación y servicio en nuestra Red de Corresponsales por más de 20 años fue y será un ejemplo de profesionalismo y calidad periodística. En nombre de la FLIP, queremos reiterar nuestras más sentidas condolencias a su familia y amigos por la pérdida de su ser querido. Gracias por recordar con nosotros.