Fundación para la Libertad de Prensa - FLIP

Logo Flip

 
Viernes, 04 December 2020 16:01

Cinco mitos sobre el uso de Twitter

Alrededor de Twitter se han construido múltiples mitos, sobre su funcionamiento en general, sus reglas comunitarias y la forma en la que intervienen en sus usuarios. En este artículo la FLIP analiza cinco de estos mitos.

Reportar una cuenta o un trino múltiples veces ayuda a que Twitter elimine más rápido el contenido.

Esto es falso. Para Twitter da igual si una cuenta o un trino es reportado una o mil veces. El proceso de revisión de contenidos es exactamente el mismo y no se adelanta o se torna más eficaz con base al número de reportes sobre infracciones a las normas comunitarias.

Toda la moderación de contenido se hace con machine learning y automatización de contenido.

Esto también es falso. Primero hay que decir que Twitter sí hace uso de estas herramientas para revisar el contenido que atenta contra sus reglas comunitarias. Por ejemplo, el año pasado Twitter compró una startup llamada Fabula AI para hacer uso de tecnología que identifica difusión de información falsa o “trinos abusivos”, entre otros.

A pesar de esto, Twitter no toma medidas extremas basándose únicamente en sistemas automatizados. Por ejemplo, con los cambios de reglas relativas al COVID-19, Twitter anunció que aumentaría el uso de machine learning y automatización para tomar acciones frente a contenido potencialmente abusivo y manipulador. Sin embargo, garantizar que estos sistemas sean consistentes toma tiempo y requieren de contexto. Por eso, ante las acciones más agresivas, como eliminar una cuenta, Twitter intenta incorporar controles de revisión humana.

En Twitter, en comparación con otras plataformas, no existen restricciones frente al contenido multimedia que se difunde.

Aunque Twitter es mucho más permisivo que otras plataformas en relación con el contenido multimedia que se puede publicar, sí existen regulaciones sobre cómo se difunde el contenido sensible. 

Es posible que haya usuarios que no quieran tener contacto con material multimedia delicado, como los videos violentos o no aptos para menores. Es por ello que Twitter intenta mantener un equilibrio. Permite compartir este contenido, pero a la vez quienes quieran evitarlo, también lo pueden hacer. 

Para esto, quienes quieran publicar contenido delicado antes deben marcar el tuit como “material que puede herir la sensibilidad de algunas personas”. Si el usuario no lo marca y alguien denuncia el contenido, Twitter lo analiza y lo puede marcar como delicado.

Claramente hay contenido multimedia de carácter delicado que no se permite en ningún caso, pues puede suponer una normalización de la violencia y provocar sufrimiento a quienes lo ven. Entre estos está el material que muestra conductas sexuales violentas, contenido sexual no consentido y escenas sangrientas relacionadas con muerte o tortura. 

Cuando publico contenido en Twitter que vulnera las normas comunitarias me suspenden mi cuenta.

Esto es falso, ya que las acciones a nivel de la cuenta sólo se dan en vulneraciones muy graves. Twitter modera el contenido de manera escalonada, dependiendo de la gravedad del incumplimiento de las normas comunitarias o de la reiteración en este tipo de conductas.

De hecho, Twitter suele asumir una posición pedagógica a la hora de actuar ante violaciones de sus normas. Parte de la base de que es probable que los usuarios no conozcan las normas y por ello no haya una intención de violarlas. A menos de que la vulneración a la regla sea muy grave o reiterativa, Twitter primero intenta educar a las personas sobre las reglas y les da la oportunidad de corregir su comportamiento.

La eliminación de contenido por parte de Twitter es escalonada. Twitter inicia tomando medidas a nivel del trino para asegurarse de no ser demasiado duros con una cuenta que cometió un error y violó sus reglas comunitarias. 

Lo mismo sucede cuando se trata de tomar medidas a nivel de cuenta. Primero se piden ediciones al perfil. Luego se puede requerir que la cuenta sea de solo lectura de forma temporal. También se puede solicitar al propietario de la cuenta que verifique la propiedad con un número de teléfono o correo electrónico. Finalmente está la suspensión permanente de la cuenta.  

Twitter prohíbe el uso de bots y contenido automatizado

Esto es falso. Twitter sólo combate el spam y los bots que son maliciosos de forma estratégica y a gran escala. Su objetivo es identificar cada vez más cuentas y comportamientos problemáticos de forma proactiva, en lugar de esperar a recibir denuncias sobre ellos. 

Para terminar de entender el trasfondo de este mito, hay que comprender qué es un bot. Este es un programa informático automatizado que procesa diferentes instrucciones. En Twitter, se usan estos softwares para controlar las cuentas. Así, el programa del bot permite trinar, marcar como me gusta, seguir, o enviar mensajes a usuarios. Como Twitter bien dice, hay ciertos usos apropiados e inapropiados de los bots.

El uso del término bot está muy naturalizado en el lenguaje de las redes sociales. A veces, erróneamente, los bots son relacionados con cuentas de personas que prefieren permanecer en el anonimato por razones personales o de seguridad, o a quienes evitan usar una foto porque tienen fuertes preocupaciones sobre la privacidad. También el término a veces es usado para caracterizar erróneamente las cuentas con nombres de usuario numéricos, o, como una herramienta por parte de quienes están en posiciones de poder político para empañar las opiniones de las personas que pueden estar en desacuerdo con ellos o la opinión pública en línea.

Twitter desarrolló herramientas de machine learning que identifican y actúan sobre redes de spam o cuentas automatizadas de forma sistemática. Esto les permite abordar los intentos de manipular conversaciones en Twitter a gran escala, independientemente del idioma o la zona horaria.

Esto no es favorable. De hecho, eliminar cuentas sin verificar que efectivamente son maliciosas o que son una manipulación de la plataforma puede significar censura, lo cual es ciertamente peligroso en términos de libertad de expresión. 

Inscripción a boletines