Fundación para la Libertad de Prensa - FLIP

Logo Flip

 
Martes, 28 February 2006 02:00

'Vanguardia Liberal' denuncia persecuciones por parte de organismos de seguridad del Estado

'Vanguardia Liberal', periódico de mayor circulación de Bucaramanga, capital del departamento de Santander, denunció en su editorial del 25 de febrero que los directivos de ese medio y sus familias están siendo víctimas de persecuciones por parte de organismos de seguridad del estado.

El editorial señala: "Lo amargo del episodio que está atravesando Vanguardia Liberal, es que sean miembros de un organismo estatal quienes, en lugar de perseguir delincuentes y de luchar por mejorar la seguridad del país y la ciudadanía, sigilosa y rastreramente acechen el cotidiano vivir de nuestros directivos, con fines que dejan mucho qué desear".

En su parte final el editorial manifiesta que al parecer estas persecuciones se planean en el seno de los organismos de seguridad regional y afirma: "Vanguardia Liberal y sus directivos tienen certeza de que ello ocurre sin que los más altos dignatarios de nuestra Nación en Bogotá, imaginen siquiera las oscuras sombras que sobre nuestro diario se proyectan en el ámbito regional".

Sebastián Hiller, director de 'Vanguardia Liberal', señaló en entrevista con la emisora 'W radio' que a través de varias fuentes se enteraron de los seguimientos a los directivos del periódico. "En el momento que logramos confirmar estas versiones decidimos hacer público el editorial", agregó.

El periódico ha mantenido una posición radical con las denuncias de corrupción administrativa y con la información que se publica sobre temas de la ciudad y del departamento.

Por su parte, Andrés Peñate, director del Departamento Administrativo de Seguridad -DAS -, en diálogo con 'La W radio', se mostró sorprendido por las declaraciones del director de 'Vanguardia Liberal' y señaló: "en los últimos meses el director seccional de el DAS en Santander, José Alexis Mahecha, se ha reunido con el propietario del medio y nunca le comentó de alguna situación de riesgo en contra del medio".

En la entrevista Peñate manifestó, que no era política del DAS ni del gobierno obstruir el trabajo periodístico y agregó: "cualquier miembro de la seccional Santander o de cualquier seccional relacionado con el DAS, que tenga que ver con acosar o intimidar a cualquier periodista del 'Vanguardia' o cualquier otro medio de comunicación, será sancionado de manera ejemplar".

Antecedentes

La persecución a los directivos del 'Vanguardia Liberal' no es la primera situación de riesgo que presenta este medio de comunicación. En los primeros días del año, la periodista Jenny Manrique, que coordinaba la separata 'Séptimo día' para ese mismo diario, se vio obligada a abandonar la región por amenazas en su contra.

Las amenazas de la cuales fue víctima la periodista, se presentaron luego de ser publicados varios informes sobre el accionar de los paramilitares en algunos municipios cercanos a la capital de Santander. En las llamadas y en los correos electrónicos recibidos por la periodista le decían: "Usted es un elemento incómodo. Porque mejor no se va de la región o si no la quebramos". Días antes a su salida de la región, Manrique recibió varias llamadas a su celular, desde puntos cercanos a su residencia en Bucaramanga.

Hace un año, en el mes de enero. Enrique Herrera Araujo, columnista de ese mismo diario en la ciudad de Valledupar, reportó a la FLIP haber sido víctima de amenazas que lo obligaron a renunciar a su columna pues consideró que lo estaba poniendo en riesgo.

****

La FLIP registra con preocupación la denuncia de los directivos del diario 'Vanguardia Liberal' y hace un llamado a las autoridades para que se investiguen y se sancionen a los miembros de los organismos de seguridad del Estado, implicados en las persecuciones a los directivos de este medio. Así mismo, solicita que se investiguen las amenazas en contra de la periodista Jenny Manrique.

Como lo señala la declaración de principios sobre la libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, "la presión directa o indirecta sobre cualquier expresión, opinión o información difundida a través de cualquier medio de comunicación... debe estar prohibida por la ley".

La amenaza a un periodista o medio de comunicación representa una grave violación a la libertad de prensa y a la libertad de expresión.