Fundación para la Libertad de Prensa - FLIP

Logo Flip

 
Viernes, 07 October 2005 03:00

Agredido fotógrafo por agentes de la Policía en Pereira

Jhon Alexander Chica, fotógrafo de 'El Tiempo Café' con sede en Pereira, fue obstruido por parte de un miembro de la Policía de esa ciudad, cuando tomaba fotografías de la agresión a un vendedor ambulante en el centro de la ciudad.

Según Chica, cuando regresaba a las instalaciones del periódico, a una cuadra de la plaza principal de Pereira, vio unos altercados entre la policía y algunas personas. También vio a un vendedor ambulante que se encontraba golpeado en el piso junto con su mercancía. Las personas que acompañaban al vendedor ambulante le dijeron a chica, que miembros de la policía habían agredido al sujeto.

Chica preparó su cámara para registrar el hecho, pero un patrullero lo empezó a empujar para que no tomara las fotos. Chica se identificó para poder continuar con su trabajo. Sin embargo, el patrullero insistió hasta sacarlo a empujones del lugar de los hechos.

En ese momento, un patrulla del la Policía se acercó al lugar. El Policía agresor intentó detener al fotógrafo, pero un superior que se movilizaba en la patrulla le dijo que ese era el trabajo de Chica, quien finalmente logró tomar las fotografías.

El Teniente Jairo Arévalo Parra, jefe de prensa de la Policía de Pereira, le dijo a la FLIP que no conocía de la agresión al fotógrafo de 'El Tiempo Café'. Sin embargo, señaló que investigará los hechos que se presentaron y que informará a sus superiores para tomar las medidas disciplinarias que sean necesarias.

Hace algunos meses, otro reportero gráfico de ese mismo periódico en Pereira, fue agredido por estudiantes de una universidad pública, los cuales utilizaron al reportero gráfico de escudo humano en sus manifestaciones. Por este hecho, la Casa Editorial El Tiempo decidió que todos los reporteros gráficos de planta o de contrato deberían estar plenamente identificados en el desarrollo de su labor. Esta medida ha minimizado los riesgos a la hora de cubrir determinados hechos.

La FLIP hace un llamado a las autoridades para que se respete la labor de los periodistas, camarógrafos y reporteros gráficos de los medios de comunicación, y recuerda que es un deber de las autoridades dar las garantías suficientes para el ejercicio de su labor. Cualquier obstrucción o agresión contra un periodista constituye una restricción ilegal en contra de la libertad de prensa.