Fundación para la Libertad de Prensa - FLIP

Logo Flip

 
Viernes, 01 July 2005 03:00

Organizaciones de prensa abogan por política de Estado que garantice el derecho a la información

El Instituto Prensa y Sociedad del Perú (IPYS), Reporteros Sin Fronteras Francia (RSF), el Centro de Solidaridad de la Federación Internacional de Periodistas (CESOFIP), Medios para la Paz (MPP) y la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), están preocupadas por las últimas declaraciones que dio el presidente Álvaro Uribe Vélez relacionadas con los medios de comunicación.

El 27 de junio, en una entrevista con el periodista Darío Arizmendi por la emisora nacional Caracol Radio, el presidente Álvaro Uribe Vélez dijo públicamente: “Había una cámara de una televisora internacional que había llegado tres días antes al Putumayo. Entonces, de ahí le cuentan a uno cómo están avisados por estos terroristas de lo que va a suceder”.

El Presidente se refería a un ataque ocurrido en el departamento de Putumayo, al sur de Colombia en el que murieron 22 soldados. Agregó: “Ahí había una cámara y a uno le preocupa eso. Entonces el general Castro me dijo yo hablé con ellos, llevan 3 días aquí”. El presidente no identificó al medio de comunicación, pero afirmó que “el terrorismo no puede ser fuente de noticia, el terrorismo tiene que ser fuente de denuncia”.

Ningún medio de comunicación estaba en la región y así lo corroboró un comunicado que envió la Casa de Nariño al día siguiente, 28 de junio. "La alusión que el Presidente de la República hiciera en la mañana de hoy (27 de junio), sobre la presencia de periodistas internacionales en el Putumayo, fue hecha sobre información equivocada acerca de la fecha en que los reporteros llegaron a la zona".

La rectificación del Presidente era sin duda un acto necesario para aclarar que los periodistas no les están haciendo eco a los ataques de grupos ilegales. Sin embargo, realizar esa declaración, sin tener la información completa, influye en la estigmatización de la que muchas veces es víctima la prensa. Una afirmación como ésta puede poner en riesgo a un periodista tanto como una amenaza, y constituyen una alerta para la sociedad sobre los peligros de la desinformación y las responsabilidades que competen tanto a fuentes como a reporteros.

Ya con anterioridad, el 23 de febrero de este año, el Vicepresidente Francisco Santos, declaró, durante la instalación del “II Congreso Mundial de Víctimas del Terrorismo”, que los medios de comunicación “crearon una caja de resonancia a los hechos terroristas que sin duda fueron más efectivos que la misma utilización de explosivos por parte de estos grupos ilegales”.

En esa ocasión el Vicepresidente también se retractó. Sin embargo, las nuevas afirmaciones del presidente Uribe son una muestra de la falta de una política de Estado que garantice y proteja la libertad de prensa y el derecho a informar y estar informado en Colombia.