Fundación para la Libertad de Prensa - FLIP

Logo Flip

 
Sábado, 18 June 2005 03:00

Amenazas obligan al exilio de un periodista

Las amenazas de muerte contra Daniel Coronell, director del noticiero de TV Noticias Uno, su esposa, la presentadora María Cristina Uribe, y su hija obligaron al periodista y a su familia a exiliarse fuera de Colombia. Aunque Coronell suministró pruebas que él mismo obtuvo sobre la posible procedencia de estos ataques, las investigaciones de la Fiscalía General de la Nación aún no arrojan un resultado concreto.

Las amenazas

Las primeras amenazas de 2005 fueron el 16 de mayo. Daniel Coronell recibió dos coronas fúnebres en la antigua sede del noticiero Noticias Uno. Una de ellas lamentaba su muerte y la otra, la de su esposa e hija.

Posteriormente recibió amenazas a través de su correo electrónico, las cuales rastreó para determinar el autor. En una columna de opinión publicada el 24 de junio de 2005 en la revista Semana, el periodista denunció públicamente que los correos electrónicos provenían del computador personal del ex senador Carlos Náder. La Fiscalía citó a Náder para que rindiera versión libre sobre los hechos.
Hasta la fecha, el proceso continúa en investigación previa.

Los últimos hostigamientos contra el periodista que hicieron tomara la decisión de salir del país se registraron en el mes de junio, cuando recibió varias llamadas amenazantes. En una de ellas, según le dijo el periodista a la FLIP, le decían que le iban a devolver a su hija cortada en pedacitos.

Coronell estará en Estados Unidos en San Francisco, con una beca en la Universidad de Stanford, que obtuvo de manera extraordinaria por su situación y su desempeño periodístico. Pese a su salida, el periodista le dijo a la FLIP que continuará con su columna de opinión en la revista Semana y colaborando con Noticias Uno.

Antecedentes

Daniel Coronell comenzó a recibir amenazas desde abril de 2002, luego de que en su noticiero se sacara una nota en la que se cuestionaban algunas actuaciones del entonces candidato a la presidencia Álvaro Uribe Vélez, cuando era director de la Aeronáutica Civil.

Por motivos hasta ahora desconocidos, volvió a recibir amenazas en 2003. En esa ocasión llegó al noticiero una tarjeta de condolencias por la muerte de su hija menor de edad. En abril de este año las amenazas se reanudaron con llamadas a su oficina.

La FLIP rechaza las agresiones sufridas por Coronell y su familia, las cuales constituyen un atentado contra la libertad de prensa y el derecho fundamental a la libertad de expresión, ampliamente reconocidos por la Constitución y los tratados internacionales. Las violaciones de estos derechos constituyen afrentas contra los derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario.

Por último, la FLIP hace un llamado a la Fiscalía General de la Nación para que continúe con la investigación de este caso y entregue resultados concretos que propicien el pronto regreso del periodista a Colombia.