Fundación para la Libertad de Prensa - FLIP

Logo Flip

 
Viernes, 27 May 2005 03:00

Segundo atentado contra la emisora "Latina Estéreo", Putumayo

Un nuevo atentado se presentó el 25 de mayo contra las antenas de transmisión de la emisora "Latina Estéreo", 91.3 F.M., en Puerto Asís, departamento de Putumayo, al sur del país. Según información recogida por la FLIP, a las tres de la tarde, desconocidos esparcieron gasolina alrededor del lugar donde se hallan las antenas de la emisora, el transmisor y la planta y procedieron a prenderles fuego.

En diálogo con la FLIP, Gabriel Morales, director de la emisora, manifestó que este atentado es el segundo en el año, pero el tercero que se registra en contra de la emisora. Agregó que la cobertura de la emisora se redujo al 30%, por lo que sólo la zona urbana de Puerto Asís y algunas veredas cercanas están recibiendo la señal.

Por otra parte, Morales señaló que envió una carta al Ministerio de Comunicaciones solicitando la autorización del cambio de lugar de las antenas, ya que por recomendación de las autoridades el sitio donde actualmente se encuentran es de muy difícil acceso para su protección. Hasta la fecha no ha recibido respuesta alguna.

La torre de transmisión de "Latina Estéreo" se encuentra ubicada a 10 minutos del casco urbano de Puerto Asís y según las autoridades, ese sitio es de alta vulnerabilidad.

El comandante de la Policía de Puerto Asís, Mayor Mario Camacho Avellaneda, le dijo a la FLIP que al parecer el atentado en contra de las instalaciones de la Emisora "Latina Estéreo" se trataría de un sabotaje, por el modo en que se llevó a cabo.

El 13 de febrero esa emisora fue víctima de un atentado similar en el que, al parecer, miembros de las FARC dinamitaron las mismas torres de transmisión. Tras ese atentado la emisora salió del aire por cerca de 15 días.

La FLIP hace un llamado a los actores armados para que se respete la actividad periodística y recuerda que atentar contra la infraestructura de los medios de comunicación representa una violación a la libertad de prensa y de expresión, pues vulnera el derecho de los ciudadanos a recibir información.