Imprimir esta página
Jueves, 19 May 2005 03:00

Condenados coautores del asesinato de Orlando Sierra

Francisco Antonio Tabares, alias "Tilín", y Luís Arley Ortiz Orozco, alias "Pereque", sindicados de ser coautores del asesinato del periodista Orlando Sierra, subdirector del diario La Patria de Manizales, fueron condenados a 28 años de prisión.

Tabares y Ortiz son responsabilizados de haber participado en la organización del asesinato de Orlando Sierra. El primero como el jefe de sicarios y el segundo como la persona que le entregó el arma a Luís Fernando Soto Zapata, asesino de Sierra. Éste último fue condenado a 19 años y seis meses de prisión por el asesinato del periodista.

Sin embargo, la investigación para dar con los autores intelectuales del asesinato del entonces subdirector de La Patria continúan. El juez que lleva el caso, Néstor Fabián Betancourth, manifestó a la prensa local que dentro del proceso se han mencionado los nombres de los posibles autores intelectuales, pero que no han sido vinculados porque no hay pruebas que los comprometan en el asesinato.

En el parágrafo sexto de la sentencia, el juez solicita "al ente acusador vincular a los autores intelectuales del crimen, tal como lo solicitó la Procuraduría General de la Nación". En su momento, la Procuraduría solicitó que se vinculara al proceso al Presidente del Directorio Liberal en el departamento de Caldas, Ferney Tapasco González.

Hace un año el periódico El Tiempo, en el marco del "Proyecto Manizales" (coalición de medios de comunicación locales y nacionales que investigó el asesinato de Orlando Sierra) reveló que al menos seis personas vinculadas con el asesinato de Sierra fueron asesinadas. Al parecer sus muertes estarían relacionadas con el asesinato del periodista.

El 30 de enero de 2002, Orlando Sierra fue embestido por Luís Fernando Soto Zapata, quien le propinó dos disparos en la cabeza cuando el reportero ingresaba a las instalaciones del periódico. Dos días después falleció. Sierra era reconocido por su columna de opinión "Punto de Encuentro", donde denunciaba los actos de corrupción en el departamento de Caldas.

La Fundación para la Libertad de Prensa considera que este fallo representa un avance en el esclarecimiento de los hechos que cegaron la vida de Orlando Sierra. Sin embargo, hace un llamado a la Fiscalía General de la Nación para que continúe investigando el caso con el fin de encontrar, capturar y condenar a los autores intelectuales de este crimen.