Fundación para la Libertad de Prensa - FLIP

Logo Flip

 
Sábado, 10 April 2010 03:00

Nuevas amenazas a periodistas en Montería, Córdoba

En los últimos días se han presentado dos nuevas amenazas contra periodistas en Montería, Córdoba, en la costa norte del país. El comunicador Édgar Astudillo y el camarógrafo Alexis Tordecilla fueron víctimas de intimidaciones por parte de desconocidos.

El pasado 7 de abril de 2010, Édgar Astudillo, periodista del programa radial ‘Informador Panzenú’ de Radio Panzenú, recibió en las instalaciones de la emisora un panfleto en el cual lo amenazan de muerte. El escrito, que aparece firmado por la presunta organización criminal ‘Los Paisas’, asegura que antes del próximo 20 de abril de este año se atentará contra su vida.

No obstante, dos días después el periodista fue contactado por un emisario de ‘Los Paisas’ quien le aseguró que dicha organización no tiene nada que ver con las amenazas en su contra.

En diálogo con la FLIP, el periodista señaló que desde hacía varias semanas había recibido algunas amenazas de muerte por vía telefónica. Asegura que recientemente había abordado en su noticiero informaciones sobre acciones de bandas emergentes (reductos del paramilitarismo) y había pedido la creación de un comité cívico de paz, sin embargo, no tiene claro cuáles podrían ser los motivos de la intimidación.

Por otro lado, el mismo 7 de abril en horas de la noche, el camarógrafo Alexis Tordecilla, del canal local de televisión Canal Montería, fue amenazado por desconocidos que lo abordaron cuando él se movilizaba en su motocicleta. Según le comentó el camarógrafo a la FLIP, luego de salir de las instalaciones del canal, los sujetos, que se movilizaban en una moto sin matrícula, lo alcanzaron y uno de ellos desenfundó un revólver con el cual se apuntó a sus propios ojos en señal de que “tuviera cuidado”. Luego huyeron.

Al día siguiente, cuando Tordecilla se desplazaba nuevamente en su motocicleta, se dio cuenta que era seguido por dos hombres en una moto. Si bien no pudo confirmar que se tratara de los mismos sujetos del día anterior, sí fue evidente que lo estaban siguiendo, pues realizó varios giros en su recorrido los cuales también fueron hechos por los desconocidos.

Estas dos nuevas amenazas se producen luego del asesinato del periodista Clodomiro Castilla, el pasado 19 de marzo, y de la alerta que la Policía hizo al comunicador Álex Pájaro sobre la existencia de un plan para atentar en su contra, el 23 de ese mismo mes. Ambos hechos ocurrieron en la ciudad de Montería.

Se desconoce si las amenazas contra Astudillo y Tordecilla tienen alguna relación entre sí o con el asesinato de Castilla.

Tras conocerse la nueva amenaza contra Astudillo, las autoridades de Córdoba realizaron una reunión extraordinaria el 8 de abril con un gran número de periodistas locales en la cual se pusieron a su disposición para brindarles protección en caso de que sea necesaria. A la reunión asistieron funcionarios de la Alcaldía, la Policía, el Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía (CTI), los comunicadores y la FLIP.

Respecto a las recientes amenazas, el secretario de Gobierno de la Alcaldía de Montería, Jairo Salazar, manifestó a la FLIP su preocupación por estos hechos. “Rechazamos las amenazas sobre todo porque atentan contra la libertad de expresión y rodearemos el trabajo de los periodistas”, señaló el funcionario.

Por su parte, el comandante de la Policía encargado, teniente coronel Juan Libreros, manifestó en reunión con la FLIP en Montería, el pasado 8 de abril, que ya se están adelantando las labores pertinentes para la seguridad de los periodistas. “Ya iniciamos el estudio de nivel de riesgo para el periodista Astudillo, con miras a la implementación de medidas que permitan garantizar su seguridad”. En este momento Astudillo cuenta con un escolta de la Policía.

Respecto al camarógrafo Tordecilla, el Coronel se reunió con él para adelantar también los protocolos pertinentes.

Ese mismo día en la noche, la Policía de Córdoba ofreció a los periodistas locales una capacitación sobre medidas de autoprotección, con miras a prevenir cualquier nueva situación de riesgo contra ellos. La FLIP acompañó a los comunicadores en dicha capacitación.

***

La Fundación para la Libertad de Prensa, FLIP, rechaza y manifiesta su preocupación por esta ola de violencia contra los periodistas de Montería. La FLIP solicita a la Policía y al Gobierno Nacional realizar labores inmediatas con el fin de proteger la vida de los comunicadores amenazados y hace un llamado a todas las autoridades locales para que rodeen el trabajo de la prensa. Así mismo, la FLIP solicita a la Fiscalía General de la Nación que adelante con celeridad las investigaciones que permitan encontrar a los responsables de estas intimidaciones.