Fundación para la Libertad de Prensa - FLIP

Logo Flip

 
Miércoles, 16 June 2004 03:00

Grave situación de la libertad de prensa en Cúcuta

Fuente:
Centro de Solidaridad de la Federación Internacional de Periodistas (CESOFIP)
Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP)
Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS)
Unidad de Respuesta Rápida Colombia Sociedad Interamericana de Prensa (SIP)

Desde finales de febrero el periodista Cristian Herrera Nariño del diario regional La Opinión de Cúcuta, ha sido víctima de llamadas amenazantes, obstrucciones a su trabajo periodístico, y teme por un posible montaje jurídico en su contra. La situación de Herrera se torna aún más crítica por cuanto otros periodistas de Cúcuta también han sido víctimas de agresiones: Jorge Corredor sufrió un atentado el 22 de abril de 2004 cuando un sicario entró a su casa y disparó matando a su hijastra. El 7 de mayo pasado, el periodista Jesús Montes tuvo que salir de la ciudad luego de enterarse que ese mismo día iba a ser asesinado. Además, el pasado 10 de junio tres periodistas de RCN radio fueron víctimas de amenazas al llegar un panfleto a la sede de la emisora.

Aunque no se puede concluir que estos hechos tengan relación directa el uno con el otro, si es evidente que en Cúcuta hay un ambiente amenazante para la prensa, Y en especial entorno al periodista Cristian Herrera.

ANTECEDENTES

A mediados de marzo y principios de abril, Cristian Herrera Nariño recibió seis llamadas a su celular en las que le decían "Sapo HP, lo mejor es que se quede callado". El periodista puso estas llamadas en conocimiento del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS). Herrera no pudo establecer el origen de las llamadas, pero aseguró que se dieron a causa de su trabajo periodístico. Desde hace un año, Herrera Nariño es la persona encargada de la pagina judicial de La Opinión, el medio escrito más importante de Cúcuta, ciudad al nororiente de Colombia.

Herrera también ha tenido que sufrir obstrucciones en su labor de informar. El hecho mas grave sucedió el 10 de junio cuando un policía de manera amenazante le dijo "hp si llega a sacar alguna foto los pelamos", el periodista se encontraba cubriendo una noticia sobre el traslado de un capturado en el aeropuerto de Cúcuta. En ocasiones anteriores, la policía le ha impedido acercarse a la escena del crimen para realizar su trabajo como periodista. Esto por los artículos que publica en los que se evidencia que las medidas de seguridad tomadas por la policía para proteger a la ciudadanía son insuficientes.

El periodista ha manifestado especial preocupación por las declaraciones que dio una testigo dentro de un proceso judicial. La testigo señala al periodista Herrera de tener vínculos con los paramilitares que operan en la ciudad de Cúcuta y el periodista teme, que con el ambiente de intimidación que hay en su contra, este testimonio pueda servir de base a las autoridades para un montaje en su contra. Además, Herrera considera que estas declaraciones lo pueden poner en riesgo frente a otros grupos armados ilegales. Herrera manifiesta que estos contactos los tiene por razones de su oficio periodístico, pues utiliza a estos grupos armados ilegales como una de sus múltiples fuentes de información.

A parte de las llamadas amenazantes, las obstrucciones y el temor a que se le abra un proceso judicial en su contra, el periodista está siendo procesado por el delito de pánico económico. La demanda, que se encuentra en curso, fue interpuesta por el alcalde Ramiro Suárez a causa de un artículo publicado el jueves 26 de febrero de 2004 titulado "Delincuencia azota a Cúcuta", donde Herrera advertía un incremento de los índices delincuenciales en Cúcuta en lo corrido del año. Señalaba un aumento en los robos de vehículos y motos y un mayor nivel en los atracos.

Como respuesta a la noticia, el mismo 26 de febrero el alcalde de Cúcuta, Ramiro Suárez, citó a una rueda de prensa. Aludiendo al escrito del periodista Herrera manifestó: "acá hay periodistas que están interesados en volver mierda a la ciudad (….) periodistas que le hacen el juego al terrorismo".

Aunque el alcalde desistió de continuar con la demanda, Herrera Nariño le ha informado a las organizaciones que aún siente que puede existir contra él una persecución. Lo anterior por cuanto continúa publicando información que puede afectar la imagen de las autoridades de Cúcuta. Así lo corroboran los titulares de la última semana: "24 horas sangrientas en Cúcuta", "14 muertos durante viernes, sábado y domingo", y "Baleado ex-jefe de seguridad de la Alcaldía". Todos estos titulares aparecen en la sección de judiciales, página que dirige Cristián Herrera.

Las distintas organizaciones de libertad de prensa hacen un llamado a las autoridades de Cúcuta para que le permitan a Cristián Herrera realizar su trabajo periodístico en un ambiente libre de presiones.

De igual forma hacen un llamado a las autoridades nacionales, en especial a la Fiscalía General de la Nación, la Procuraduría General de la Nación y a la Defensoria del Pueblo para que se investiguen las situaciones que se han presentado con el periodismo de Cúcuta y que han impedido a los periodistas ejercer su trabajo con libertad.