Fundación para la Libertad de Prensa - FLIP

Logo Flip

 
Miércoles, 26 May 2004 03:00

Agredido periodista del Canal Caracol en protestas en Barbosa, Antioquia

El jueves 20 de mayo de 2004 Miguel Jaramillo Luján, corresponsal en Antioquia de Caracol Noticias TV, fue agredido por un miembro del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía Nacional. El ataque se presentó entre la 1:30 y 2:00 de la tarde, cuando el periodista cubría los enfrentamientos entre los manifestantes y la Policía durante la protesta que se llevaba a cabo en la plaza principal del municipio de Barbosa (Antioquia), departamento al nororiente de Colombia.

La imposición de un peaje para terminar la construcción de una carretera en Antioquia ocasionó la manifestación, que llevaba ya tres días. La situación se había agudizado, hasta el punto de paralizarse el transporte, el comercio y de haberse cerrado algunos centros de salud.

"Algunos manifestantes colocaron trampas a unos policías motorizados, dos de los cuales quedaron atrapados. Esta situación fue aprovechada por varias personas para avalanzarse sobre los uniformados", dijo el periodista Jaramillo a la FLIP.

Los policías atacados persiguieron a quienes los habían agredido y alcanzaron a tres de ellos, uno menor de edad. Los agentes empezaron a golpear al menor detrás de un kiosco. Jaramillo Luján oyó que varias mujeres gritaban: "¡lo mataron, lo mataron!". El periodista le dijo al camarógrafo, Oscar Álvarez, que lo acompañara para hacer las tomas respectivas. Pero de inmediato, un miembro del Esmad, les obstaculizó el paso y, con su escudo, le tapó la cámara a Álvarez.

"Tomé la cámara, la puse sobre mi cabeza y empecé a caminar y a grabar", dijo Jaramillo. Otro policía, ante la imposibilidad de obstaculizarle el paso, pues el periodista mide 1,90 metros y pesa 100 kilos, lo golpeó tres veces con un bolillo en las piernas.

Los golpes que recibió Jaramillo Luján le impidieron continuar informando. De inmediato, el corresponsal fue remitido al Hospital de Barbosa, donde un médico le dictaminó un trauma muscular en la pierna derecha que le originó tres días de incapacidad.

Sobre el caso, el director de la Policía, general Jorge Daniel Castro, le ofreció disculpas institucionales al director de Caracol Noticias, Darío Fernando Patiño, quien lo llamó, de manera previa, a pedirle una explicación sobre lo sucedido con el corresponsal en Antioquia.

Como antecedente, el 18 de mayo de 2004, tres periodistas también fueron agredidos por la Policía Nacional mientras cubrían las manifestaciones públicas en Cartagena contra las negociaciones del Tratado de Libre Comercio (TLC).

En un comunicado publicado el 20 de mayo de 2004, la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos en Colombia, recordó a las autoridades que "al dispersar manifestaciones ilícitas que no tengan carácter violento los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley deben evitar el empleo de la fuerza o, si ello no es posible, limitarlo al mínimo necesario". Por su parte, la FLIP les recuerda que las agresiones contra la prensa constituyen una violación a la libertad de expresión. En ningún caso, el abuso de la autoridad por parte de la fuerza pública es el mecanismo idóneo para resolver los conflictos que se presenten entre las autoridades y los periodistas.

En este tipo de manifestaciones la labor de la prensa es informar a la comunidad lo que está aconteciendo. Por esa razón, la FLIP también hace un llamado a la opinión pública para que brinde apoyo a esos periodistas que permanentemente informan sobre hechos de gran importancia para la sociedad, y que por ello, juegan un papel esencial dentro de la construcción de una democracia.