Fundación para la Libertad de Prensa - FLIP

Logo Flip

 
Martes, 15 October 2002 03:00

Disparan contra un grupo de periodistas en Medellín

Un grupo de periodistas y camarógrafos de distintos medios de comunicación fue ayer -14 de octubre de 2002 - blanco de disparos mientras cubría los enfrentamientos entre la Policía y las milicias urbanas de la guerrilla en la Comuna 13, un populoso sector al occidente de Medellín. Las balas impactaron a pocos metros de lugar en donde se encontraban los periodistas, que por fortuna salieron ilesos.

Claudia Garro, de Caracol TV; Javier Arboleda, de El Colombiano; Victor Vargas, de Teleantioquia; Fernando Cifuentes, de Noticias Uno y Carlos Franco, de RCN TV, llegaron junto con sus camarógrafos a la Unidad Intermedia de San Javier, un centro de salud ubicado a cerca de cuatro cuadras de donde se escuchaban los disparos.

Alrededor de las diez de la mañana, los periodistas avanzaron una cuadra arriba del centro de salud. Agazapados detrás de una pared, en una esquina alejada del lugar en donde se encontraba la Policía, intentaron captar algunas imágenes de los enfrentamientos. Estos habían comenzado a las siete de la mañana, después de que un grupo de milicianos atacara una patrulla de la Policía.

"Los pocos transeúntes, sobre todo a quienes la balacera sorprendió afuera, y los escasos usuarios del transporte público miraron con asombro a los periodistas, como advirtiendo el peligro en el que estaban" reportó para El Colombiano el periodista Javier Arboleda.

Fue entonces cuando comenzaron los disparos. "Iban dirigidos a nosotros, pues no había ni Policía ni otros civiles", le dijo Carlos Franco a la FLIP. Los periodistas se retiraron del lugar de inmediato y llegaron al centro de salud. Estando allí, el celador de la unidad médica les advirtió que se fueran, pues era común que los milicianos bajaran hasta ese lugar cuando se presentaban enfrentamientos.

La Comuna 13 se ha convertido en un lugar de alto riesgo para ejercer el periodismo. "Es la segunda vez que disparan contra los periodistas", dijo Claudia Garro de Caracol TV. En su informe de julio, la FLIP había registrado que los reporteros de los noticieros regionales Teleantioquia noticias y Hora 13 se abstenían de cubrir ciertos hechos de ese sector, pues los milicianos pretenden "cobrarle" a los periodistas un supuesto sesgo en el tratamiento que se le da a la información de orden público.

"Nos encontrábamos fuera de la línea de fuego, desarmados, alejados de cualquier punto que pudiera ser objeto de ataques o que pudiera interpretarse como de participación en el combate", señaló Javier Arboleda.

Este tipo de ataques contra periodistas, que pretenden impedir que se informe mediante acciones violentas, es una clara violación a la libertad de prensa. Es deber de los periodistas reportar lo que pasa y de todos los actores armados entender que el periodismo está por fuera del conflicto, como testigo que hace parte de la población civil.