Logo FLIP

Informe anual 2019

Pintura para una máquina oxidada

La Unidad Nacional de Protección (UNP) quiere actualizar sus medidas de prevención y protección a periodistas pero su plan está lleno de ideas superficiales y burocráticas.

Apunto de cumplir 20 años el Programa de Protección a Periodistas y Comunicadores Sociales de la UNP atraviesa por la que quizás sea su más aguda crisis, disminuyendo así la confianza en la institución de quienes necesitan estas medidas y poniendo en riesgo la seguridad de los que actualmente son atendidos. Pero las soluciones propuestas para su reingeniería no tienen en cuenta los problemas estructurales de la Unidad, por el contrario, parece que el propósito fuera el de maquillar una máquina a punto de estallar.

En agosto de 2018, el gobierno de Iván Duque organizó un encuentro con diferentes organizaciones sociales llamado Mesa por la Vida en el que se firmó un Pacto por la Vida para la protección integral de líderes sociales, defensores de derechos humanos y periodistas. En dicho pacto se planteó la necesidad de reestructurar el programa de protección de la UNP.

Un año después, la UNP presentó su propuesta de reingeniería en un documento público, que incluía el plan de trabajo para la implementación. Sin embargo, las alternativas que plantea la entidad no están dirigidas a proteger y cuidar de manera efectiva y técnica a los periodistas, defensores y líderes en Colombia; por el contrario, alimentan la burocracia y vuelven aún más lento un sistema torpe que actualmente puede tardar más de seis meses en determinar cuándo una persona está en riesgo.

Distintas organizaciones de la sociedad civil han demostrado su descontento con la propuesta de la UNP ya que debería existir un enfoque diferencial en todos procesos. Es importante que la Unidad escuche los comentarios que han hecho las organizaciones y que los considere seriamente para que recupere el sentido de legitimidad y confianza que ha ido perdiendo en los últimos años.

Vale la pena resaltar que, según lo expresado en varios apartes del documento de reingeniería, la UNP reconoce la importancia de hacer ajustes urgentes, como implementar nuevas tecnologías y metodologías de análisis de la información. La Unidad ha manifestado su deseo de estar más presente en los territorios donde ocurren las agresiones y eso es ideal si se pretende entender los riesgos a los que están expuestos los periodistas y ahondar en lo que significa ser periodista en Colombia.

En la siguiente galería, la FLIP recopila algunos de los principales problemas que tiene el actual sistema de protección, expone las sugerencias de reingeniería formuladas por la UNP y presenta una serie de comentarios que advierten sobre las fallas de dichas propuestas y sugiere cambios para mejorarlas.