Fundación para la Libertad de Prensa - FLIP

Logo Flip

 
Friday, 20 March 2020 12:33

¡Alerta! Senador advierte sobre plan criminal para asesinar a periodistas que publicaron información sobre José Guillermo “Ñeñe” Hernández

¡Alerta! Senador advierte sobre plan criminal para asesinar a periodistas que publicaron información sobre José Guillermo “Ñeñe” Hernández Cortesía

La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) expresa su preocupación por la situación de riesgo inminente a la que están expuestos los periodistas Gonzalo Guillén, Julián Martínez, Diana López Zuleta y Daniel Mendoza Leal. La Fundación le solicita a la Unidad Nacional de Protección (UNP) que atienda de manera urgente esta situación con el fin de proporcionar la seguridad que requieren los reporteros. 

El pasado 19 de marzo un senador de la República tomó contacto a la FLIP y vía telefónica reprodujo un audio que revela explícitamente que el sábado 14 de marzo grupos criminales se reunieron para planear el asesinato de “los tres periodistas que destaparon la ñeñepolítica” y del twittero Beto Coral.    

La FLIP denuncia que la UNP no ha brindado medidas de protección a los periodistas mencionados, aun cuando ha pasado tiempo más que razonable para evaluar el riesgo e implementar medidas ante la emergencia. Adicionalmente, la Defensoría del Pueblo solicitó a la UNP brindar protección desde el 11 de marzo.

La FLIP resalta que debido al contenido de las denuncias sobre lo que se conoce como “ñeñepolítica” los periodistas han manifestado su desconfianza en la imparcialidad de la Fiscalía para adelantar investigaciones sobre las amenazas, seguimientos y, ahora, un  plan de asesinato en su contra. A pesar de esto, los reporteros hicieron la denuncia, como es su deber, ante el Fiscal General. 

La FLIP considera que estas investigaciones deberían sumarse a la solicitud expresada por Transparencia por Colombia y Dejusticia de designar un fiscal ad hoc que brinde más garantías al derecho a la justicia en este caso concreto.

La complejidad de este caso parte del hecho de que las denuncias periodísticas ponen en cuestión al Gobierno Nacional que está a cargo de la UNP y que, además, nominó al actual Fiscal General de la Nación. Con esta información presente, el pasado 9 de marzo la FLIP acudió a la Procuraduría General de la Nación y a la Defensoría del Pueblo por ser los organismos de control a cargo de velar por los derechos humanos. Lamentablemente, y a pesar de haber manifestado en su momento la urgencia de un acompañamiento especial del Ministerio Público, ni la Procuraduría ni la Defensoría dispusieron de esfuerzos significativos para aportar a la protección de los periodistas en riesgo que ya han sido mencionados.

La FLIP alerta sobre el estado de desprotección generalizada, en términos de seguridad, en la que el Estado colombiano tiene a los periodistas Gonzalo Guillén, Julián Martínez, Diana López Zuleta y Daniel Mendoza Leal. Así mismo, y por la información conocida en las últimas horas, hacemos extensiva nuestra preocupación sobre el tuitero Beto Coral.

La FLIP insiste en la urgencia de garantizar la seguridad de los cuatro reporteros y le solicita a la UNP que implemente en las próximas horas medidas de protección que garanticen la vida y la integridad de los periodistas afectados. También hace un llamado a la entidad para que atienda de manera urgente las solicitudes hechas por los periodistas que actualmente no cuentan con medidas de protección y que se encuentran en una situación de riesgo inminente. 

La Fundación también les solicita a las autoridades judiciales que dispongan de las condiciones necesarias para que se investiguen estos hechos y los responsables sean llevados ante la justicia. Las sanciones judiciales en este tipo de situaciones son un precedente importante que contribuye a disuadir la ocurrencia de nuevas violencias contra la prensa, como lo ha dispuesto la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en su informe sobre violencia contra periodistas y trabajadores de medios: “para prevenir la violencia contra periodistas y trabajadores de los medios de comunicación es indispensable que el ordenamiento jurídico sancione estas conductas de manera proporcional al daño cometido”.


Respuesta parcial de algunas autoridades 


Durante la mañana de hoy (viernes 20 de marzo de 2020) la FLIP intentó tomar contacto con la UNP y no obtuvo respuesta. El Procurador delegado para los Derechos Humanos aseguró que va a hablar con el Director del Cuerpo Élite. Por su parte, el Procurador General prefirió no responder y la Defensoría del Pueblo manifestó que: “la Defensoría a través de todos sus canales está en abierta disposición de acompañar y velar por que se garanticen los derechos de todos los periodistas, especialmente de quienes se encuentran expuestos a riesgos. Rechazamos las amenazas y los hostigamientos en contra de Gonzalo Guillén, Julián Martínez y todos aquellos que sufran de estas conductas censurables en una democracia. Una vez el defensor Negret concluya la cuarentena se pondrá a plena disposición de atenderles personalmente cómo fue requerido por la Fundación para la Libertad de Prensa”.

Para la FLIP todas estas respuestas son precarias y no ayudan a reducir el riesgo al que hacen frente los periodistas de este caso.