Fundación para la Libertad de Prensa - FLIP

Logo Flip

 
Tuesday, 08 October 2013 15:49

Prescriben algunos delitos por los que Jorge Noguera había sido llamado a juicio en caso ‘chuzadas’

Foto tomada de: El Tiempo

Hoy, 8 de octubre de 2013, iniciaba el juicio contra Jorge Noguera Cotes, ex director del extinto  Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) por escándalo de las ‘chuzadas’. No obstante, la Corte Suprema decidió declarar prescritos los delitos relacionados con la intervención de comunicaciones a periodistas y opositores. Esto quiere decir que se venció el tiempo para investigar y sancionar. El juicio se dará únicamente por los delitos de concierto para delinquir y abuso de poder con relación a hechos ocurridos en el exterior.

La decisión de la Corte Suprema de declarar prescritos dichos delitos se fundamentó en que la Fiscalía tenía plazo para acusar a Noguera hasta el 25 de junio de 2012 pero apenas lo hizo el 21 de julio del mismo año. En este sentido, afirmó que “resulta evidente que dichas conductas se encuentran prescritas… Así las cosas, el juicio se adelantará por el delito de concierto para delinquir agravado y abuso de autoridad por acto arbitrario e injusto en relación con los hechos ocurridos en el exterior.”

El juicio contra Noguera Cotes se da por su presunta participación en la persecución contra opositores y periodistas entre el mes de marzo de 2003 y el 26 de octubre de 2005 a través de un grupo especializado que habría sido creado por él mismo, conocido como G-3. De acuerdo a la resolución de acusación que presentó la Fiscalía contra el ex director del DAS, el accionar de dicho grupo vulneró los derechos de la intimidad de varias personas y realizó “toda una serie de actividades abiertamente ilegales encaminadas a mostrar, a cualquier costo, que aquellas personas clasificadas como “blancos u objetivos” representaban un peligro para la seguridad nacional” a través de “seguimientos desmedidos en orden de verificar información de todo tipo como la personal, financiera, profesional, laboral, contactos, núcleo familiar, participación en foros públicos, salidas al exterior”.

Dentro de los periodistas que la Fiscalía ha comprobado como objetos de seguimientos se encuentran Alfredo Molano; Carlos Lozano; Ramiro Bejarano; Hollman Morris y Claudia Julieta Duque entre otros.  La Procuraduría condenó disciplinariamente por estos hechos a Noguera con la inhabilidad para ejercer cargos públicos durante 18 años.

Además de lo anterior, Noguera es investigado en otro proceso por tortura psicológica contra la periodista Claudia Julieta Duque y fue condenado en septiembre de 2011 a 25 años de prisión por haber sido coautor del homicidio del sociólogo y profesor Alfredo Correa De Andreis, entre otros hechos relacionados. Es de resaltar que la Corte Suprema estableció dentro de su decisión del día de hoy que se debía compulsar copias a la Fiscalía por “observarse que existen conductas relacionadas con los delitos de tortura o amenazas” frente a varias personas entre las que se incluyen periodistas.

En el marco del escándalo de las ‘chuzadas’ han sido investigados y condenados otros funcionarios del DAS como Enrique Alberto Ariza Rivas, ex director de inteligencia; Jorge Armando Rubiano, coordinador del grupo de desarrollo tecnológico de la subdirección de contrainteligencia; Hugo Daney Ortíz, subdirector de operaciones; Jackeline Sandoval Salazar, subdirectora de contrainteligencia y directora general operativa, y Martha Inés Leal Llanos subdirectora de análisis y coordinadora del grupo de inteligencia. El caso de Noguera, teniendo en cuenta que era un funcionario de alto nivel, se trataba de una de las investigaciones más relevantes.

La FLIP considera que este hecho ocurrido cuatro años después de que se descubrió el escándalo de las ‘Chuzadas’ es un retroceso y un gran ejemplo de impunidad frente a violaciones a la libertad de prensa. En el mismo sentido, la FLIP rechaza las demoras ocurridas en el proceso y llama la atención sobre la responsabilidad que recae en la Fiscalía y la Corte Suprema en la determinación sanciones ejemplares contra los máximos responsables de estos hechos.

La FLIP ha hecho seguimiento al caso y publicó un informe especial en 2010. Puede conocer el informe haciendo click aquí