Print this page
Monday, 20 January 2003 02:00

Militares destruyen material periodístico en Arauca

El fotógrafo Danilo Sarmiento y el periodista Jorge Enrique Meléndez de El Tiempo fueron retenidos y su material gráfico destruído en las instalaciones de la XVIII Brigada del Ejército, con sede en Arauca. El episodio ocurrió el pasado 17 de enero a las diez y treinta de la mañana, cuando Sarmiento se encontraba a la salida del establecimiento militar junto con un grupo de periodistas nacionales y extranjeros que cubrían la visita de la embajadora de Estados Unidos dicha instalación militar.

Después de tomar una foto en la que aparecían dos militares norteamericanos que se movilizaban en un vehículo, el fotógrafo fue abordado por dos agentes del DAS. Uno de ellos lo sujetó del brazo y le pidió que se identificara. Enseguida le exigió que le entregara la cámara fotográfica aduciendo que estaba prohibido tomar fotos del interior de la brigada.

Ante la negativa de Sarmiento, el agente del DAS le arrebató la cámara y lo obligó a subirse a una camioneta. Fue conducido hasta una oficina de la Fiscalía ubicada adentro de la brigada y posteriormente a una oficina del B-2 (Inteligencia del Ejército), en donde el Sub teniente Fernando Uribe le exigió eliminar las imágenes que había tomado.

En ese momento llegó Jorge Enrique Meléndez para averiguar por la suerte de su compañero. Habló entonces con un Coronel de apellido López, quien le reiteró que estaba prohibido tomar fotos de la brigada y que era necesario borrar las imágenes.

Según Meléndez, un reportero de la agencia de noticias AP había tomado fotos de la brigada sin que se hubiera aplicado la misma restricción. "Prueba de esto es que la foto que abre hoy este diario fue tomada allí por la agencia estadounidense AP", dice una nota de El Tiempo en su edición del 18 de enero.

Meléndez y Sarmiento fueron llevados nuevamente a la oficina del Sub teniente Uribe, quien obligó al fotógrafo a borrar las imágenes. Una vez borradas, los dos reporteros debieron esperar más de treinta minutos para que les devolvieran su cámara digital y sus documentos de identificación.

La FLIP contactó al Coronel Montoya, encargado de las comunicaciones de la XVIII Brigada, sin obtener respuesta inmediata. El Coronel pidió enviar una solicitud por escrito al Comandante de la brigada, General Carlos Lemus Pedraza, para conocer la versión del Ejército sobre este hecho.

Según el abogado José de Jesús García, especialista en temas relacionados con medios de comunicación, aunque no cononce una disposición legal que expresamente prohiba tomar fotos en instalaciones militares, "es de entender que los comandantes militares pueden establecer ciertas restricciones". "Lo que no es válido", dice el abogado, "es que no se advierta previamente a los periodistas sobre ellas".

La declaración de principios sobre la libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos es clara al respecto: las limitaciones excepcionales al acceso a información en poder del Estado "deben estar establecidas previamente por la ley para el caso que exista un peligro real e inminente que amenace la seguridad nacional en sociedades democráticas".

Arauca, capital del departamento del mismo nombre ubicada al oriente de Colombia muy cerca de la frontera con Venezuela, hace parte de los muncipios que conforman la zona de rehabilitación y consolidación decretada por el gobierno el 9 de septiembre de 2002. La presencia militar ha sido reforzada en esta zona, en donde tradicionalmente han operado grupos guerrilleros y a la que han llegado recientemente grupos ilegales de autodefensa.

A raíz del asesinato de uno de los periodistas más influyentes de Arauca, Efraín Varela, el 28 de junio de 2002 y de las amenazas reportadas por al menos cuatro periodistas de la región, cinco organizaciones de libertad de prensa se agruparon para realizar una misión de observación, cuyo informe final puede ser consultado en la siguiente dirección: www.flip.org.co