“Una prensa libre puede ser buena o mala, pero sin libertad, la prensa nunca será otra cosa que mala”
Albert Camus (1913-1960)

Pronunciamientos
14.03.2017

El pastor Arrázola debe promover el debate público

La FLIP rechaza las amenazas y las estigmatizaciones de las que ha sido víctima Edison Lucio Torres, reportero de Vox Populi en Cartagena. El responsable de los ataques es Miguel Arrázola, pastor de la iglesia Ríos de Vida.

El viernes 10 de marzo durante la prédica “noches de milagro”, el líder evangélico afirmó: “Dale gracias a Dios que soy nacido nuevo. Tengo el Espíritu Santo y Jesucristo en mi corazón, porque hace rato estuvieras en la Ciénaga de la Virgen, metido ahí”. En la intimidación, Arrázola hace referencia a un lugar de Cartagena, donde frecuentemente son hallados cuerpos sin vida.

Torres considera que las amenazas son producto las publicaciones que ha hecho refiriéndose a la captación y destinación de dineros por parte de los líderes de la iglesia. En 2016 el reportero publicó un artículo titulado “El Roscrograma del pastor Arrázola recibe $200 millones”, en el que señala, entre otras cosas, el salario mensual del líder religioso. En la intimidación del pasado viernes, Arrázola hizo referencia a esta publicación para amenazar a Torres: “El Roscograma. Roscón en cachaco es marica (…) yo tengo unos manes tabluos aquí, yo te puedo hacer la vuelta”.

Antes de las amenazas de Arrázola, el periodista recibió intimidaciones a través de llamadas telefónicas en las que lo insultaban y lo trataban de calumniador. Los autores de los ataques eran seguidores de la iglesia que defendían al líder evangélico.

El lunes 13 de marzo, miembros de la iglesia Ríos de Vida se reunieron en la Defensoría del Pueblo de Cartagena e hicieron una manifestación contra Torres y otros periodistas de la región. La FLIP expresa su preocupación por los actos de violencia que se puedan generar contra la prensa luego de las declaraciones de Arrázola.

Las personas de notoriedad pública y, sobre todo, aquellas en quienes los ciudadanos confían liderazgos; tienen obligaciones acentuadas para prevenir las agresiones contra la prensa y promover un debate democrático vigoroso. Las declaraciones de Arrázola contra Torres durante el culto y las manifestaciones contra la prensa van en contravía de estos deberes. Las iglesias, como todo actor relevante en una sociedad, deben estar abiertas al escrutinio público, ser tolerantes a las críticas, responder a ellas si así lo consideran pero no están legitimadas para atacar a periodistas.

Teniendo en cuenta los riesgos a los que está expuesto el periodista, la FLIP le hará seguimiento a las acciones de las autoridades luego de las denuncias interpuestas por el periodista. La Fundación, además, espera que se implementen las medidas de seguridad necesarias para la protección de Torres.

Nota: No es la primera vez que el reportero de Vox Populi es víctima de presiones. En octubre de 2006, el excongresista Javier Cáceres Leal denunció por injuria a Torres, luego de que el periodista hizo unas publicaciones por los nexos del senador con grupos paramilitares. Solo hasta 2012, cuando condenaron al expresidente del Senado por parapolítica, Edison Torres fue absuelto.